Italia: infecciones de transmisión sexual aumentan pese a la cuarentena durante la pandemia

La República

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

04 Nov 2020 | 16:59 h
Durante la pandemia aumentaron los casos de gonorrea, sífilis secundaria y micoplasma genital. Foto: difusión.
Durante la pandemia aumentaron los casos de gonorrea, sífilis secundaria y micoplasma genital. Foto: difusión.

Según un estudio elaborado por dos centros principales de ITS en Italia, a pesar del confinamiento y las recomendaciones de distancia social, las infecciones graves aumentaron.

La pandemia por coronavirus no solo desató una crisis sanitaria, sino también social. Tal es así que la COVID-19 ha llegado a afectar hasta la vida sexual de las parejas y de los solteros. Muchos de ellos, presentaron bajo deseo sexual debido al estrés y a las preocupaciones en torno a la coyuntura, según aseguró Jesús E. Rodríguez, director del Instituto Sexológico de Murcia (España).

A pesar de las numerosas advertencias que realizaron los profesionales de salud de diferentes países, los estudios revelan que las relaciones sexuales no acabaron durante la cuarentena ni tampoco las prácticas de riesgo durante el acto sexual.

De acuerdo a una investigación realizada en dos centros principales de ITS en Milán (Italia), se incrementó el número de infecciones de transmisión sexual, incluyendo la gonorrea, la sífilis secundaria y el micoplasma genital.

Las infecciones fueron detectadas entre el 15 de marzo de 2020 y el 14 de abril de 2020—tiempo en que duró la cuarentena obligatoria en Italia—y se comprobó que los resultados fueron mayores que el mismo periodo de 2019.

Incremento de infecciones graves

Si bien se halló que se redujo en un 37% las asistencias a los centros de salud para detectar alguna ITS durante la pandemia, el número de infecciones bacterianas graves creció. Esto se presentó principalmente en hombres que tienen intimidad con personas de su mismo sexo.

Sin embargo, las infecciones no graves, como las verrugas genitales y el molusco contagioso, sí se redujeron en el periodo de tiempo analizado.

“La infección podría haber aumentado debido a que la concentración de morbilidad y mortalidad de COVID-19 en personas mayores hizo que el grupo más joven y activo se sintiera protegido y, por lo tanto, menos reacio al riesgo”, explicó el doctor Marco Cusini, de la Fundación IRCCS del Policlínico de Milán.

El especialista concluyó que “si bien no es realista evitar que las personas tengan relaciones sexuales -incluso en esta insólita pandemia-, el contacto cercano durante las relaciones sexuales implica inevitablemente un mayor riesgo de contagio del SARS-CoV-2”.

Video Recomendado

Lazy loaded component