El orgasmo femenino y su influencia en la salud integral de las mujeres: no vale fingirlo

Milagros Requena

milagros.requena@glr.pe MilagrosRCal

08 Ago 2020 | 11:54 h
En el Día del orgasmo femenino, revisamos los beneficios que trae alcanzar uno. Foto: Difusión
En el Día del orgasmo femenino, revisamos los beneficios que trae alcanzar uno. Foto: Difusión

Este 8 de agosto se celebra el Día del orgasmo femenino y son numerosas las ventajas que trae este proceso para la salud de las mujeres. Fingirlo no es una opción y alcanzarlo puede ser muy beneficioso.

No importa si se consigue sola o acompañada, disfrutar de la sexualidad para muchas mujeres todavía es un tema tabú en una sociedad conservadora. Sin embargo, alcanzar un orgasmo puede traer numerosas ventajas para la mujer, ya que al lograr placer sexual se mejora la salud física, mental y social.

Desde reducir dolores de cabeza hasta lograr un sistema inmunitario más fuerte, está estudiado que el orgasmo mejora la salud integral femenina. Pero, antes de conocer los beneficios, es necesario resaltar que el orgasmo es un proceso de involucramiento de la mujer con su cuerpo y su placer.

PUEDES VER: El 43 % de hombres heterosexuales no sabe identificar el orgasmo femenino

El orgasmo femenino es muy beneficioso para la salud de las mujeres. Foto: Difusión

Sandra Campó, educadora sexual experta en placer sexual femenino, aclara que conseguir un orgasmo no solo es el momento máximo de la excitación y goce, sino que es el resultado de una serie de acciones. “El orgasmo no es un momento en sí, sino un proceso que tiene su fase de excitación, su fase de meseta, su fase de orgasmo o clímax y su fase de resolución. El orgasmo no solo es la cumbre”, explica.

Beneficios del orgasmo femenino

Ecjoyster Barradas, médica sexóloga, explica a La República que lograr un orgasmo permite mejorar la piel, ya que durante el proceso existe un gran flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Esta acción también está vinculada a lograr un aspecto más rejuvenecido en las mujeres, pues se favorece una textura suave y brillante en la piel y el cuerpo.

De igual manera, se mejora el sistema inmunitario porque existen un aumento de las defensas y los anticuerpos en el organismo. Además, funciona como un analgésico natural, logrando aliviar ciertos malestares y molestias como los dolores de cabeza y los cólicos menstruales.

Desde el punto de vista hormonal, se segregan serotonina, dopamina, oxitocina y endorfinas, las cuales están vinculadas a mejorar el estado de ánimo y aliviar las tensiones y el estrés. Con la liberación de las endorfinas se produce un efecto sedante. Por ello, es común que se concilie mejor el sueño después de tener un orgasmo.

El orgasmo se puede alcanzar sola o por la estimulación de otra persona. Foto: Difusión

Por otro lado, si el proceso es compartido, es decir, se practica con otra persona, se pueden reducir calorías y surtir como un efecto de ejercicio. Se estima que durante un encuentro sexual se pueden quemar entre 200 y 300 calorías, afirma Barradas.

PUEDES VER: ¿Qué factores determinan la intensidad del orgasmo, según la ciencia?

Sin embargo, si bien es beneficioso, varias mujeres lo han fingido en algún momento de su vida. Un estudio publicado en Archives of Sexual Behavior en 2017 determinó que en la población estadounidense era más fácil que un hombre heterosexual tenga un orgasmo, en un 95 % de probabilidades, frente a una mujer heterosexual, en un 65 %.

Frecuencia de orgasmos entre hombres y mujeres. Foto: Infogram

Disfrutar el placer y masturbarnos más

Para Sandra Campó, en nuestro país se encuentra muy cuestionado el que una mujer viva su sexualidad de manera libre. A ello se suma que no existe una cultura que contribuya a lograr una educación sexual integral. “En el caso de la sexualidad, hay muchos tabúes, hay muchos prejuicios, hay muchas ideas religiosas que van en contra. (...) No siempre las mujeres disfrutan y eso es algo que debería preocuparnos a todas, es algo super grave”, expresa.

Otra de las principales problemáticas que ha encontrado es lo que ella lama “paradoja orgásmica”, es decir, cuando una mujer busca tanto el orgasmo que al final no lo experimenta y se “bloquea”. “Tienes que relajarte, en cada encuentro sexual con una persona o contigo misma. Mientras más tranquila y más relajada te encuentres podrás sentir más placer y experimentar el orgasmo”, comenta.

La fuente más efectiva y segura para que las mujeres obtengan un orgasmo, resalta Sandra Campó, es a través de la masturbación, tanto para lograr el placer propio como en relación con otras personas.

Alcanzar el orgasmo requiere una serie de pasos y tiempo para lograrlo. Foto: Difusión

Finalmente, la educadora sexual enfatiza en que la masturbación también funciona como un beneficio social, ya que al lograr el placer con uno misma se sabe y conoce lo que se disfruta.

“Una mujer que disfruta consigo misma es más probable que tenga un mejor criterio para elegir a otra pareja y esto ya viene en el plano social porque los vínculos sexoafectivos también son vínculos sociales, de relaciones con otras personas. (...) Una mujer que sabe masturbarse, que sabe darse placer, que experimenta orgasmos por su propia cuenta va a elegir mejor con quién vincularse porque su estándar cambia”, concluye.

Video Recomendado

Lazy loaded component