Sexualidad en tiempos de COVID-19: lecciones aprendidas durante la cuarentena

La República

larepublica_pe

28 Jun 2020 | 22:21 h
La OMS asegura que la COVID-19 no se contagia a través del sexo, sino solo por las vías respiratorias. Foto: difusión.
La OMS asegura que la COVID-19 no se contagia a través del sexo, sino solo por las vías respiratorias. Foto: difusión.

El coronavirus llegó para modificar distintos aspectos de nuestra vida, incluso el sexual. ¿Qué medidas tomar para seguir disfrutando de la sexualidad sin contagiarse de la COVID-19?

Después de más de 100 días de cuarentena declarada a raíz de la pandemia por coronavirus, una de las mayores preguntas —aunque poco habladas— es sobre cómo será la nueva forma de vincularnos sexual y afectivamente sin contraer el SARS-CoV-2.

En el caso de Perú, el 31 de junio culmina el aislamiento social obligatorio y empezará al parecer la ‘nueva normalidad', donde muchos intentarán retomar actividades de su pasado. Sin embargo, muchas situaciones distan bastante de parecerse a lo que vivíamos antes de la pandemia, ya que permanecen las recomendaciones de llevar mascarilla, la higiene de manos y respetar la distancia social.

PUEDES VER Coronasutra, posiciones sexuales para disminuir el riesgo de contraer COVID-19

Un importante punto a aclarar es si se puede contagiar este virus al tener relaciones sexuales. Por una parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que la COVID-19 no se contagia a través del sexo, sino solo por las vías respiratorias.

No obstante, en mayo se publicó un estudio en JAMA Network, donde se halló SARS-CoV-2 en el semen de 38 pacientes varones hospitalizados por la enfermedad. “De momento, sabemos poco sobre la presencia de este virus en el semen, solo tenemos este artículo”, indicó Francisca Molero, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología a SINC.

Temor al contacto físico

Lo que ha quedado claro en estos tiempos de pandemia por coronavirus es que la distancia social es clave ante la enfermedad. En ese sentido, la experta dice que las parejas estables abiertas o las parejas esporádicas tendrán que utilizar medidas preventivas como el lavado de manos, uso de preservativo y fundas de látex, así como pensar más de una vez si van a tener sexo.

Por otro lado, la toma de estas decisiones dependerá mucho de los grupos de edad y de las características personales, pues no es lo mismo haber pasado la cuarentena con tu pareja estable, en compañía de tus hijos o solo.

“Igual que va a haber gente un poco ‘desbocada’ que pase de las medidas de protección, habrá otras con desconfianza a tener contacto, sobre todo con aquellas que no conocen”, puntualiza.

Todo parece indicar que muchos evaluarán el uso de las mascarillas durante el sexo. Recientemente, expertos de la Universidad de Harvard (EE. UU.) concluyeron que para tener relaciones sexuales seguras, además de los métodos anticonceptivos, es conveniente llevar esta protección en la boca.

Una nueva realidad sin menos ITS

En la últimas década, especialistas en enfermedades infecciosas han venido alertando sobre las cifras mundiales. En 2019, la OMS mostró como más de un millón de personas de 15 a 49 años se contagia cada día y se registran al año más de 376 millones de nuevos casos de clamidiosis, gonorrea, tricomoniasis y sífilis.

A pesar de estas alarmantes cifras, las personas no han tomado tan en serio las medidas para prevenir las ITS. “Con el coronavirus, estas medidas se van a poner de nuevo en primera línea para darle más fuerza e importancia”, recalca Molero. “Parecía que a las ITS le habíamos perdido el miedo o era algo desconocido y lejano. Pero ahora todo el mundo tiene información sobre el SARS-COV-2 y sabe lo que debe hacer para protegerse”, asegura.

Mantener las relaciones sexuales en aislamiento supone un reto para las parejas. Foto: composición LR.

Relaciones virtuales

En tiempos de confinamiento, se ha venido normalizando una práctica sexual: el sexting. El intercambio de fotos, videos o audios íntimos ha ido en aumento, de modo que si piensas practicarlo, recuerda que debe ser hecho de manera libre, sin presiones ni amenazas.

Uno de los mayores riesgos de enviar material íntimo es ser víctima de su filtración sin consentimiento en redes sociales y páginas pornográficas, lo que puede provocar serios problemas emocionales, acoso y hostigamiento virtual. AQUÍ revisa 10 recomendaciones para practicar sexting de forma segura.