Día internacional del orgasmo femenino: claves para entender cómo se da el clímax sexual en las mujeres

El orgasmo femenino se evidencia en el ritmo cardíaco, la respiración y la presión sanguínea.
El orgasmo femenino se evidencia en el ritmo cardíaco, la respiración y la presión sanguínea.

Conoce más sobre los orgasmos femeninos y cómo las mujeres pueden lograr el máximo placer durante las relaciones sexuales.

Las relaciones sexuales cumplen un rol importante en la salud física y emocional, principalmente porque el placer que se genera durante esta actividad produce refuerzos en el sistema inmunológico y liberación de energía.

Desde hace unos años, gracias a estos factores, la sexualidad ya no es considerada un tabú; sin embargo, en el caso de las mujeres aún existen ciertos reparos al momento de alcanzar el placer sexual, lo que motivó la creación de una fecha especial para celebrar el orgasmo femenino.

PUEDES VER: Coregasmo: ¿Qué es y cómo lograr el máximo placer sexual al hacer ejercicios?

Lograr el clímax durante las relaciones sexuales depende de cada uno, mientras algunas personas lo consiguen mediante la penetración, otras lo hacen a través del sexo oral o la masturbación.

Lo mismo sucede con hombres y mujeres, pues alcanzar el máximo nivel no solo implica factores físicos y biológicos, sino también emocionales. Por ello, a propósito del Día del Orgasmo Femenino, te contamos todo lo que debes saber sobre su importancia en la salud sexual.

¿Qué significa tener un orgasmo femenino?

Es el clímax que se produce en las relaciones sexuales, cuando este se produce en las mujeres es conocido como orgasmo femenino y se puede reconocer por la aceleración del ritmo cardíaco, la respiración y la presión sanguínea.

Durante los orgasmos, la vagina, el útero, el ano y los músculos pélvicos pueden contraerse entre cinco y diez veces a intervalos de menos de un segundo.

¿Cuáles son los tipos de orgasmo femenino?

El orgasmo femenino se clasifica en cinco tipos:

- Orgasmo en el clítoris: Su fácil acceso permite una mejor estimulación.

- Orgasmo vaginal: es uno de los más difíciles de alcanzar, por lo que se recomienda tomar tiempo para buscar la pose perfecta.

- Orgasmo mixto: se obtiene cuando se estimula el clítoris y la vagina al mismo tiempo durante las relaciones sexuales.

- Orgasmo tabú: es aquel que se logra mediante el sexo anal.

- Orgasmo al hacer ejercicios: se refiere al cosquilleo cuando se realizan actividades físicas.

PUEDES VER: ¿Es recomendable tener relaciones sexuales antes de una competencia deportiva?

¿Cuánto tiempo dura un orgasmo femenino?

De acuerdo al Journal of Sexual Medicine, cuando se alcanza el orgasmo femenino este puede durar entre 10 y 25 segundos, caso contrario del masculino cuyo tiempo de clímax varía entre 3 y 10 segundos.

En cuanto a la frecuencia en la que se puede llegar al orgasmo, las mujeres tienden a recuperarse más rápido que los hombres por lo que se dice que son multiorgásmicas.

¿Cómo una mujer logra tener un orgasmo femenino?

Una mujer puede alcanzar el máximo placer en las relaciones sexuales dependiendo los tipos de orgasmos; sin embargo, el más conocido es el que se produce al estimular el clítoris.

Realizar movimientos circulares lentos y constantes alrededor del clítoris es el primer paso para llegar al orgasmo femenino, de modo que lo ideal es que la zona esté lubricada para que el contacto sea suave.

Para mejores resultados, los expertos en sexualidad recomiendan realizar los ejercicios Kegel, que consisten en estimular el suelo pélvico mediante el movimiento muscular que se genera al apretar, sostener y liberar los mismos, como si se tratara de retener las ganas de orinar.

La respiración también es un elemento importante para alcanzar los orgasmos. Encontrarse en un estado de relajación, dejar que el aire llene los pulmones hasta el final y concentrarse, permite que las sensaciones se multipliquen en duración e intensidad durante las relaciones sexuales.

Al momento de sentir que el clímax está por llegar, se deja de estimular el clítoris y se debe empezar a acariciar las paredes vaginales internas de forma suave, dentro y fuera o en círculos. Al tener un orgasmo, habrá relajación en la vagina; sin embargo, con caricias internas reaparecerán las contracciones y posteriormente, otro punto de máximo placer.