Sexting: La tendencia sexual que es peligrosa para los adolescentes [VIDEO]

La República
12 M07 2019 | 20:00h

El intercambio de mensajes de contenido sexual se vuelve más común en adolescentes y los hace vulnerables para depredadores sexuales, además de impactar negativamente en su salud mental y llevarlos iniciar más tempranamente su vida sexual sin utilizar métodos de protección adecuados.

¿Qué es el sexting?

El vocablo es la unión de dos palabras inglesas: “sex”= sexo y “texting”= mensajes de texto, e implica el envío de contenido erótico y sexualmente explícito en fotografías o videos a través de un teléfono móvil u otro dispositivo tecnológico, según la definición de Laura Cuesta, profesora de Estrategia Digital y Social Media en la Universidad Camilo José Cela.

PUEDES VER: ¿Qué es una ninfómana? Detecta las señales que las identifican

¿Cómo se involucran los adolescentes con el sexting?

El periodo de la adolescencia –comprendido entre los 10 y los 19 años según la OMS- significa un periodo de autodescubrimiento y exploración de la sexualidad, esto también implica las primeras experiencias románticas.

La inexperiencia hace que el adolescente confié en la discreción de la pareja o la persona a la que le envía sus imágenes.

También puede utilizar el sexting para atraer o captar la atención de la otra persona, o incluso por presión del grupo que lo rodeo, quienes hacen ver a esta práctica sexual como algo divertido e inofensivo.

Sexting

PUEDES VER: Las 5 poses sexuales más placenteras para probar con tu pareja

El sexting y los hábitos sexuales en adolescentes

Un estudio aplicado a 41 723 adolescentes y publicado en la revista JAMA Pedriatics, en junio del 2019, encontró que el sexting influye en el incremento de la actividad sexual, el número de parejas y la falta del uso de anticonceptivos, además de asociarlo a factores que afectan la salud mental, como son la depresión, consumo de drogas y comportamientos delictivos.

Según la investigación la edad promedio del adolescente que practica sexting es 14 años, siendo el 52.1% de ellos mujeres.

También concluyó que mientras más joven sea el adolescente que practica sexting mayor será el impacto en su conducta sexual.

PUEDES VER: Eclipse solar: ¿cómo este fenómeno estimula tu deseo sexual?

Sexting: una práctica que puede salirse de control

Un artículo de la revista de psicología INFAD explica que los adolescentes infravaloran los riesgos de esta práctica sexual, sin darse cuenta que al hacerlo se pierde la privacidad y el control del contenido enviado.

Incluso el posteo de imágenes sugerentes en redes sociales –como Instagram- pueden hacerlos victimas de fotomontajes que puedan terminar en páginas pornográficas o hacerlas propensos a sufrir chantaje o extorsión sexual (sextorsión).

Sumado a esto existen otros dos riesgos para los adolescentes que practican sexting: el grooming, que implica estar expuestos a ser contactados por pederastas y pedófilos y el ciberbullying, sufrir acoso y humillaciones al ser descubiertos.