Sepa cómo se puede comer chocolate sin engordar

Plataforma_glr
24 Nov 2012 | 6:36 h

¿Cuántas veces te has propuesto poner fin a los dulces para alcanzar la figura ideal? No hace falta renunciar a los pequeños placeres de la vida si quieres perder esos kilos de más , sobre todo ahora que llega el verano . Para hacer dieta no es indispensable dejar de lado las cosas que más te gustan, ni siquiera los dulces, los helados o los tan aclamados chocolates . Sabemos que es muy difícil dejar de antojarse por algo dulce, por eso te damos el secreto para no engordar al comerlo y que sigas disfrutándolo.

Por Valeria Valdivieso

Nutricionista Diet Service

La clave está en consumir un dulce de “buena calidad” justo después del almuerzo ya que el estómago empieza a trabajar en la digestión y necesita energía "extra" para llevar a cabo este proceso, es aquí que entran en acción los dulces ya que aportan las calorías necesarias para esta operación. De esta manera no se acumulan como grasa en el organismo sino que es usada rápidamente.

Cuando nos referimos a un dulce de buena calidad, hablamos de aquellos que a pesar de contener un gran número de calorías, también poseen ingredientes nutritivos como proteínas, vitaminas y minerales que son sustancias esenciales para nuestro organismo. Se sabe que el consumo de ciertos tipos de chocolate se ha relacionado con algunos cambios favorables en la presión arterial, la sensibilidad a la insulina y los niveles de colesterol . Y el chocolate oscuro en particular, contiene antioxidantes que pueden ayudar a absorber los radicales libres, que son químicos inestables que pueden dañar nuestras células.

Además cuanto más temprano en el día consumas un carbohidrato, favorecerás al aumento de la serotonina cerebral, que precisamente controla la adicción a los dulces que sienten los obesos al atardecer, así ya no sentirás la ansiedad de consumir algo dulce por la noche. Se debe tener en cuenta que en las horas nocturnas, el organismo responde menos a la acción de la insulina.

Por eso, cuando se comen azúcares o harinas de noche, la insulina tiene que elevarse mucho más, y como no puede trasladar los azúcares a los músculos, empezamos a almacenar grasa. En la noche, al comer carbohidratos, uno engorda pero no aumenta su energía , porque en las noches la insulina es poco eficiente, por lo que produce diversos efectos como el aumento de los triglicéridos, la disminución del colesterol protector (HDL), la elevación de la presión arterial y la acumulación de grasas mientras se duerme.

Ahora ya sabes que un pequeño dulce es el mejor ingrediente final para un buen almuerzo. Te recomendamos consumir dos trozos pequeños de chocolate oscuro (20g en total) después del almuerzo y puedes hacerlo tres veces por semana. Lo realmente necesario para lograr una figura ideal y sobre todo saludable es plantearnos otro tipo de vida en la que estemos mucho más activos y adquiramos unos hábitos de alimentación más saludables. Si conseguimos esto, podremos estar delgados incluso comiendo chocolate.