RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Salud

Salud bucal: periodontitis y enfermedades sistémicas

Su prevalencia es alta en todo el mundo y su importancia radica no solo en los efectos locales como la pérdida de dientes, sino también en sus efectos sistémicos.

La Republica
“Los factores genéticos son muy importantes en la enfermedad periodontal y deben ser tenidos en cuenta no sólo a la hora del diagnóstico sino también del tratamiento”, añade Vergara. Foto: difusión
La República

Una mejor formación odontológica en el ámbito de la prevención, así como una mayor concienciación y educación de la sociedad sobre lo que es la enfermedad periodontal y las medidas básicas de higiene oral se consideran esenciales para prevenir las patologías periodontales y frenar el creciente problema que suponen estas enfermedades.

Las enfermedades periodontales son afecciones que inducen una respuesta inmunoinflamatoria en los tejidos periodontales, responsable en gran parte de la destrucción tisular asociada. Su prevalencia es alta en todo el mundo y su importancia radica no solo en los efectos locales como la pérdida de dientes, sino también en sus efectos sistémicos.

Diferentes estudios han señalado que la periodontitis puede asociarse a un riesgo aumentado de sufrir diabetes, además de un riesgo aumentado de sufrir ciertas complicaciones en pacientes diabéticos.

El establecimiento de diabetes viene precedido por un proceso inflamatorio, que conduce a una disfunción de las células Beta pancreáticas y su apoptosis, y favorece el desarrollo de resistencia a la insulina, señala Andrea Vergara, periodoncista de COE Dental.

Por ello, es lógico relacionar que comorbilidades que provoquen una respuesta inflamatoria del sistema inmune están relacionadas con un incremento del riesgo a desarrollar diabetes o afectar a su control y tratamiento y, por tanto, a su morbilidad y viceversa.

En otro escenario, es curioso pensar que dos grupos de enfermedades tan diferentes como la coronaria y la periodontal, sin ninguna relación aparente en su patogenia, clínica y gravedad sistémica, hayan podido ser relacionadas, aunque sea de forma somera por el momento.

La explicación de este incremento del riesgo en un plazo largo de tiempo se encuentra en el hecho de que la enfermedad coronaria es un proceso multifactorial, en el que los mecanismos inflamatorios juegan un papel importante, pues los factores de riesgo convencionales, las infecciones crónicas y la producción de radicales libres de oxígeno elevan los niveles de citocinas.

“Los factores genéticos son muy importantes en la enfermedad periodontal y deben ser tenidos en cuenta no sólo a la hora del diagnóstico sino también del tratamiento”, añade Vergara.

La experta también hace énfasis en estudios que evidencian que la enfermedad periodontal también puede influir en la salud ocular, concretamente, en la degeneración macular asociada a edad (DMAE), una de las principales causas de ceguera entre personas mayores de 50 años. Por ello, es determinante la prevención.

“Muchas de las complicaciones de diferentes enfermedades sistémicas pueden evitarse con el simple hábito de una correcta higiene dental y acudir regularmente al dentista”, finaliza.