ALERTA - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

El cuidado de la vista

Compartimos los puntos de vista de los doctores César Bernilla y de Any León.

La Republica
César Bernilla y Any León, oftalmólogos.
Sociedad LR

Los cuidados de la visión durante el verano

Dr. César Bernilla. Médico oftalmólogo - Oftalmosalud

El verano supone la estación más “dañina” con respecto a la salud de nuestros ojos, no sólo por infecciones propias de la época, sino por el incremento de la radiación UV. La enfermedad más recurrente en esta estación es la conjuntivitis de origen bacteriano, muy común en niños, la cual es muy fácil de contagiar. Tener en cuenta no tocarnos los ojos sin lavarse las manos es muy importante sobre todo por la pandemia actual.

Con respecto al incremento de la radiación UV en verano, tenemos que tener en cuenta enfermedades como el pterigión (conocido como “carnosidad”), la catarata y la degeneración de la mácula como principales protagonistas, en las cuales el problema no es sólo utilizar los lentes con la protección adecuada, sino que al utilizar la mascarilla se hace complicado ya que estos se empañan. Se recomienda usarlos por encima de la mascarilla o con un esparadrapo antialérgico para tapar la salida de aliento por el borde superior de ésta.

..............................

Nuevas tecnologías y salud visual infanto juvenil

Dra. Any León, oftalmóloga pediatra - Oftalmosalud.

La sobre exposición a las pantallas digitales en nuestra sociedad hiperconectada tiene consecuencias severas en nuestra salud visual. Se ha detectado a pacientes con trastornos visuales como fatiga y sequedad ocular, dificultad para enfocar, picor, ojos rojos y otras molestias.

Se estima que más del 30% de los niños y adolescentes presentarán miopía como consecuencia del excesivo uso de las pantallas electrónicas. En el caso de la fatiga visual, esta se produce al disminuir la frecuencia de parpadeo frente a las pantallas de los dispositivos. El parpadeo normal gira en torno a 15 veces por minuto y se ha demostrado que delante de las pantallas este movimiento se reduce entre 5 y 10 veces por minuto o incluso menos pudiendo desencadenar ojo seco.

Ante esta situación es fundamental controlar los tiempos de exposición y horarios, distancias de uso de los dispositivos, hábitos de parpadeo y condiciones de iluminación en áreas de estudio o diversión.