¿Por qué Digemid no recomienda usar alcohol de 96 grados como desinfectante para manos?

La República

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

10 Ago 2020 | 13:47 h
A más concentración de alcohol existe menos poder de acción como antiséptico. Foto: Composición LR
A más concentración de alcohol existe menos poder de acción como antiséptico. Foto: Composición LR

Desde el Ministerio de Salud se desestimó el uso de alcohol etílico de 96° como antiséptico para las manos. Conoce las razones de por qué se debe evitar este producto.

La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) desestimó el uso de alcohol etílico de 96 grados para la higiene y antisepsia de las manos a través del comunicado N° 21-2020-DIGEMID. La institución pidió a las farmacias, boticas, establecimientos comerciales y público en general no usar ni recomendar este producto como desinfectante para la piel.

Entre los principales motivos para desestimar su empleo, la entidad gubernamental explicó que no existe mucha seguridad de protección frente un patógeno. “Es más concentrado, pero menos efectivo para la higiene y antisepsia de las manos, debido a que provoca gran deshidratación en las células de los microorganismos, de manera que impide su penetración”, se lee en el documento.

PUEDES VER: Ivermectina: de ser un medicamento desconocido a producirse en grandes cantidades para tratar la COVID-19

Roselly Robles, especialista de la Digemid, aclaró a La República que el alcohol de 96° tiene un efecto muy reducido como antiséptico por su alta concentración. Por ello, recomendó el alcohol de 70° con el fin de garantizar un mejor efecto sobre los microorganismos.

“Se necesita que el alcohol tenga un cierto porcentaje de agua para que pueda ayudar en su penetración hacia las células de las paredes celulares que tienen estos gérmenes y así producir una desnaturalización de sus proteínas y eliminar o inhibir su crecimiento”, comentó.

Además, por su alta concentración, el alcohol de 96° se evapora fácilmente durante su aplicación, ya que el tiempo de contacto se reduce y el efecto antiséptico es menor. Alfonso Zavaleta, profesor de Farmacia y Bioquímica de la UPCH, expresó que mientras más concentrada es la solución, más rápida es su evaporación.

“El alcohol se va a evaporar siempre, pero si lo que tienes es más alcohol y menos agua se va a evaporar más rápido el alcohol y el tiempo de acción sobre la superficie que quieres aplicar es menor”, comentó a La República.

Comunicado N° 21-2020-DIGEMID. Foto: Captura de pantalla

PUEDES VER: Mascarillas para hacer deporte: ¿existe alguna diferencia o solo es una estrategia de marketing?

Sin registro sanitario ni autorización

Digemid enfatizó en que no garantizan los estándares de calidad ni pureza requerida para su uso como antiséptico sobre la piel. “No está sujeto a registro sanitario (R.S.) o notificación sanitaria obligatoria (N.S.O)”, se agrega en el comunicado.

La especialista de la institución del Minsa, Roselly Robles, reiteró que en el país no existe una notificación o registro sanitario sobre el producto. “Este tipo alcohol no cuenta con autorización por parte de Digemid. (...) Al no tener esto, no podemos saber la calidad de este alcohol de lo que se está distribuyendo en el mercado”, expresó.

“No debería tener un uso o una comercialización directa al usuario final, es necesario una orientación que corresponde a su uso no debería ser dirigido como un antiséptico porque no ha pasado por los requerimientos que nos puede garantizar la calidad, que tiene la seguridad y que va a cumplir el efecto que se espera para eliminar los microorganismos que pueden estar en las manos”, resaltó.

Un efecto reducido sobre virus

Alfonso Zavaleta, profesor en la UPCH, manifestó que la acción del alcohol como desinfectante es muy reducido. “Lo estamos usando como una imagen de protección cuando no es así. (...) Como alcohol para desinfectar superficies no va a ayudar mucho. (...) En el caso de bacterias puede funcionar, pero en el caso de virus tiene una eficacia mínima”, aseguró.

Al igual que la Digemid, Zavaleta indicó que en la calle, ante no tener acceso al lavado de manos con agua y jabón, se puede usar alcohol medicinal de 70°, pese a ser una medida de menor eficacia. Además, tal como expresó Robles, un uso prologando del alcohol de 96° tiende a resecar, irritar y dañar la superficie de las manos y la piel.

PUEDES VER: Semáforo epidemiológico: ¿qué es y cómo van los distritos de Lima en su lucha contra la COVID-19?

La institución del Minsa recomendó la concentración de 70° como la más óptima para desinfección sobre la piel, aunque también es aceptado los valores que oscilan entre 60° y 80°. Finalmente, se enfatizó en que es más eficaz y seguro el lavado de manos con agua y jabón durante 20 segundo antes que usar alcohol, ya sea en solución o en gel. Este producto solo se debe usar si no existe la disponibilidad del lavado.

Con lo expuesto en el comunicado, la Digemid pidió que las farmacias, boticas y establecimientos comerciales orientar a sus usuarios en la adquisición y uso apropiado de alcohol etílico en concentraciones efectivas y seguras (entre 60° y 80°) para la antisepsia de las manos. Asimismo, instó a informar sobre los riesgos para la salud asociado al alcohol de 96°.

¿Para qué se utiliza el alcohol etílico de 96°?

El alcohol de 96 grados es un insumo que se usa principalmente como disolvente a nivel industrial: en la formulación de productos farmacéuticos y cosméticos; para análisis en laboratorios y síntesis química.

¿Cómo convertir el alcohol de 96° a 70°?

Si en casa cuentas con alcohol de 96 grados, puedes usarlo como insumo para preparar alcohol medicinal de 70 grados. Esta última concentración es óptima y recomendada como antiséptico sobre las manos y la piel.

Lazy loaded component