MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Cuáles son los partidos de octavos de final?
COVID-19 - Quinta ola en Perú: nuevas medidas, casos y últimas noticias del Minsa
Salud

Cuarentena: cómo bajar de peso con buenos hábitos alimenticios durante el aislamiento

El confinamiento decretado para contener el contagio del COVID-19 puede ayudar a que muchas personas opten por una alimentación saludable a base de comida casera y dietas balanceadas.

La cuarenten a causa del coronavirus es una buena oportunidad para replantear hábitos alimenticios y, dependiendo las preferencias de cada persona, intentar bajar de peso. Créditos: Quiero cuidarme.
La cuarenten a causa del coronavirus es una buena oportunidad para replantear hábitos alimenticios y, dependiendo las preferencias de cada persona, intentar bajar de peso. Créditos: Quiero cuidarme.

El aislamiento social decretado en diferentes partes del mundo a raíz de la expansión del coronavirus, ha llevado a mucha gente a adaptar sus hábitos alimenticios como consecuencia al encierro y a la restricción para poder hacer las compras.

Sin embargo, en lugar de consumir comida chatarra y poco saludable, la cuarentena puede ser una oportunidad para cocinar de forma más sana y seguir planes de alimentación balanceados, y según la preferencia de cada persona.

''La cuarentena del coronavirus, además de mejorar nuestro ambiente, es una oportunidad de adquirir buenos hábitos alimentarios'', señala la Dra. Saby Mauricio Alza, exdecana del Colegio de Nutricionistas del Perú.

Mauricio Alza recomienda comprar víveres secos de manera quincenal y los frescos cada semana. Además, señaló que cada comida del día debe contener todos los grupos de alimentos. ''Para el almuerzo y la comida, la mitad del plato debe ocuparlo las verduras al natural con limón o vinagre, al vapor, a la plancha. La cuarta parte la ocupan los de origen animal y el resto le corresponde a los cereales'', explicó.

Dietas

Por su parte, Cynthia Verau, nutricionista y dietista de la Asociación Peruana de Salud Integral (Aspesin), indica que la situación del COVID-19 puede haber ''tocado una fibra más sensible entre las personas'' y generado que se den cuenta que la mejor arma que tenemos contra una enfermedad es nuestro sistema inmunológico. Por ello, exhorta a comer más frutas y verduras (cinco colores como mínimo en cada ensalada) de forma diaria.

Según explica Verau, un alto consumo de agua es parte fundamental para una dieta balanceada. Asimismo, recomienda hacer actividad física dentro de casa como el yoga o la meditación.

En tiempos de cuarentena, muchas personas se encuentran trabajando de manera remota y pueden disponer de mayor tiempo para planificar su alimentación y cocinar de manera sana.

Por ello, te presentamos diversas opciones de dietas para bajar de peso durante este aislamiento.

Dieta Cetogenica o Dieta Keto

La dieta keto o cetogénica se enfoca en incrementar el consumo de alimentos ricos en grasas buenas y proteínas como el pescado, la palta, el aceite de coco y oliva y restringir ingesta de cereales, azúcar, e incluso de mucha cantidad de verduras y frutas, con el objetivo de que sean tus reservas propias de grasa las que brinden carbohidratos a tus músculos y cerebro.

Dieta Keto

Dieta plana

La dieta plana consiste en la ingesta de productos acidificantes como el agua, las verduras, las plantas y las frutas, añadiendo un 50% de cereales y tubérculos y 30 % de leche, huevos, carnes y legumbres, 20%. De acuerdo a lo que señala el investigador peruano Niner Simoen, es recomendada principalmente para personas con cáncer.

Dieta de la Nasa

La dieta de la Nasa implica beber, como mínimo y estrictamente, dos litros de agua, café o infusiones al día. Para cocinar, no debes utilizar aceites, mantequillas ni margarinas. Los azúcares quedan prohibidos (incluidos los que se encuentran en las frutas).

Uno de los secretos de esta dieta es que se debe seguir al pie de la letra durante un máximo de 13 días. Para volver a realizarla, se deben esperar dos semanas como mínimo.

Dieta de pollo

La dieta del pollo consiste en incluir esta carne en comidas principales como el almuerzo y la cena, cocinada de manera natural, ya sea en ensaladas cortadas en trozos o en forma de filete junto verduras.

Para no abusar del pollo, también se puede utilizar salmón.

Dieta hipocalórica

La dieta hipocalórica es un régimen que se basa en la restricción calórica diaria; es decir, en la reducción en la ingesta de alimentos que aportaron calorías al organismo.

Los alimentos que deben estar mayormente presentes en esta dieta son las hortalizas, carnes magras (blancas y rojas), pescados, frutas, lácteos y huevos.

Dieta hipocalórica

Dieta astringente

La dieta astringente previene principalmente las diarreas y podría ayudarte bajar de peso. En el desayuno, puedes comer tostadas junto a un té. En media mañana, tomar yogurt bajos en lactosa. Para el almuerzo, caldos o consomés y, para la cena, carnes blancas sin piel acompañadas de pasta o arroz en bajas cantidades.

Dieta proteica

En la dieta proteica se debe comer cinco veces al día: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena. Esto, con el objetivo de mantener activo el metabolismo, acción clave para la quema de grasas y la pérdida de peso.

Se recomienda la ingesta de carnes de todo tipo, así como pescados y verduras naranjas, rojas y verdes. Además, están incluidos los huevos, frutas y lácteos (desnatados y, en lo posible, con 0% de grasa). Por último, los frutos secos podrían ser una buena opción como snack de media tarde o media mañana.

Dieta de la papaya

La dieta de la papaya está destinada a tres días por semana, dentro de los cuales debes tomar un vaso de agua con limón y con un cucharada de aceite de oliva, acompañado de un plato de papaya. Al pasar 30 minutos de esta ingesta, puede consumir yogurt con cereales integrales.

Dieta del huevo

Este tipo de dieta consta de incluir de 2 a 4 huevos por día en las comidas normales; esto genera un aumento en la cantidad de proteínas y, a la vez, provoca una mayor sensación de saciedad, evitando que sientas hambre de manera seguida.

Dieta de la Luna

Esta dieta se adapta se basa en seguir un ayuno cada vez que la luna cambie de fase. Por ello, es recomendable mantenerte atento al calendario lunar.

Sin embargo, puedes optar por diferentes tipos de ayuno, además del completo, como el basado en frutas, una sola fruta y líquidos como el té o agua.

Dieta de la Luna

Dieta del limón

La dieta del limón es sencilla. Solo debes beber un vaso de agua tibia con limón al despertar y en ayunas todos los días.

También puedes hacerlo antes de ingerir cualquier comida principal (almuerzo o cena). Pero esta vez debes hacerlo con agua fría.

Dieta del semáforo

La dieta del semáforo consta de una técnica ilustrativa para saber qué alimentos puedes comer (verde), cuáles debes consumir con moderación (amarillo) y aquellos que están prohibidos (rojo).

En tanto, comidas como las pastas, pizza, aderezos muy condimentados, arroz y frituras son los que debes evitar. Frutas y alimentos integrales deben ser consumidos con moderación y, por último, tienes carta libre para verduras como la espinaca, lechuga, zanahoria, entre otras.

Dieta de las 1000 calorías

Esta dieta se basa en reducir el número de calorías que comeríamos normalmente. Como complemento, es recomendable que practiques ejercicio físico.

Para seguir este plan debes reducir al máximo el nivel de consumo de carbohidratos como el pan, los cereales y las pastas e incrementar la ingesta de carnes, pescado, frutas y verduras.