Lazy loaded image

El 95% de la población a nivel mundial no se lava las manos después de ir al baño, según la OMS

La falta de higiene ocasiona que 3.5 millones de niños menores de 5 años fallezcan por enfermedades como la diarrea y la neumonía.

La República
13 Feb 2020 | 19:36 h

Un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que el 95% de la población a nivel mundial no tiene el hábito de lavarse las manos con agua y jabón antes y después de ir al baño o de comer.

Esta falta de higiene pone en riesgo a 3.5 millones de niños menores de 5 años, quienes fallecen por enfermedades como la diarrea y la neumonía, sin contar que la situación podría agravarse ahora por el coronavirus.

PUEDES VER: Coronavirus: en un solo día, Wuhan registra 15000 infectados y 242 muertos

“Los enfermos con infecciones respiratorias virales transmiten virus al hablar, estornudar o toser y al tocar a otras personas (o sus objetos personales) sin haberse lavado las manos antes. Por eso, las medidas más importantes para prevenir estas infecciones son la higiene de manos frecuentes (con alcohol gel o lavado) y evitar el contacto estrecho, es decir, menos de 1 metro con un enfermo”, señalan desde la Unidad de Infecciones Asociadas a la Atención de Salud (IAAS) de la Clínica Alemana a la revista Qué Pasa.

Ante esta problemática a nivel mundial, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la OMS instituyeron desde hace 12 años el Día Mundial del Lavado de Manos, que busca sensibilizar a la población para una correcta higiene con la finalidad de evitar la propagación de enfermedades transmisibles.

Lavarse las manos con agua y jabón es una de la maneras más efectivas y económicas de evitar la transmisión de grandes males.

De acuerdo con el jefe de agua, sanidad e higiene de la Unicef, Sanjay Wijesekera, “la incidencia de padecimientos diarreicos podría disminuir hasta un 40% simplemente con lavarse las manos con agua y jabón, antes y después de ir al baño o de comer”. Al no efectuar este hábito, las personas se convierten en una fuente de transmisión de afecciones.

“Las mascarillas no son una medida recomendada para el público general en estos casos. Del mismo modo, según la OMS , el uso de mascarillas frente al nuevo coronavirus (Covid-19) no es necesario para las personas que están sanas. Solo se justifica si uno está al cuidado de un enfermo o si uno mismo está enfermo. Si uno está sano, y no está al cuidado de un paciente, no requiere su uso”, añade la IASS.

Los especialistas de la Clínica Alemana consideran también que el uso de las mascarillas solo te protege de enfermedades si se usan correctamente.

PUEDES VER: Coronavirus: confirman primera muerte en Japón por covid-19

“Se debe cubrir la nariz, boca y no dejar espacio entre la cara y la mascarilla. Una vez que se humedecen (con saliva o secreciones respiratorias) deben desecharse debido que estos no son reutilizables. Si se usan sueltas o se mantienen en el cuello (tipo bufanda) son más riesgosas que útiles, pues crean una falsa sensación de seguridad y no protegen”, explican.

Lazy loaded component