Un donante de órganos puede salvar la vida de hasta diez personas. (Foto: shutterstock)

Mitos y verdades sobre la donación de órganos

Cuando se trata de donación órganos existe la desinformación y temor de la población, principalmente cuando se trata de un familiar fallecido.

La República
13 Nov 2019 | 9:12 h

La donación de órganos es considerado un acto de amor, y puede salvar muchas vidas, sin embargo, existen muchos mitos infundados que generan gran temor en la población. En este contexto, Jessica Román Robledo, Procuradora del Hospital Alberto Sabogal de EsSalud, tiene un listado de seis mitos y verdades más frecuentes respecto a la donación de órganos en el Perú.

Mito N°1: “Si llego grave al hospital, los médicos no harán todo lo posible por salvar mi vida al enterarse que soy donante”.

Esta afirmación es FALSA:

- Es deber moral y legal que el médico brinde la atención necesaria con el propósito de recuperar la salud de los pacientes, esto bajo juramento hipocrático. Sólo después de la confirmación de la muerte bajo criterios de muerte encefálica podría ser considerado como potencial donante.

Mito N°2: “Si manifiesto ser donante en el DNI o firmo el Acta de consentimiento para la donación de órganos, me van a buscar para quitarme los órganos”.

Esta afirmación es FALSA:

- La expresión de la voluntad para donar que se manifiesta en el DNI o el Acta de Consentimiento es para ser utilizada o mostrada después del fallecimiento de la persona.

Mito N°3: “No quiero ser donante porque desconfío de que los órganos vayan a las personas que lo necesiten”.

Esta afirmación es FALSA:

- Los órganos de un donante son asignados a los pacientes que se encuentran formalmente en una lista de espera, bajo ciertos criterios de selección, entre ellos, la compatibilidad sanguínea, de tejidos, la edad, el estado clínico del paciente entre otros.

- La Dirección de Donación y trasplante del MINSA, como ente rector en Donación y Trasplante en el país, supervisa que todo el proceso se desarrolle dentro de lo normado.

- Según lo establecido en la Ley 28189, Ley General de Donación y Trasplante de órganos y/o tejidos Humanos, la compra-venta de órganos es ilegal, siendo sancionada con una pena privativa de la libertad de 3-6 años.

Mito N°4: “No quiero ser donante porque mi religión no me lo permite”.

Esta afirmación es FALSA:

- Las religiones que tienen como principios, respeto a la vida, el amor, la solidaridad, están de acuerdo con la donación de órganos y tejidos, ya que se trata de un acto solidario, que salva la vida de las personas.

Mito N°5: “Si dono mis órganos voy a quedar desfigurado y no podrán velar mi cuerpo con el ataúd abierto”.

Esta afirmación es FALSA:

- La donación de órganos no ocasiona daño en la apariencia física del donante.

- El proceso de extracción de los órganos está a cargo de profesionales médicos expertos y se realiza con todos los cuidados de una operación quirúrgica de rutina, conservando la estética corporal.

Mito N°6: “Mi familia tendrá que pagar más cuentas si soy donante”.

Esta afirmación es FALSA:

- El proceso de la donación de órganos no tiene costo para la familia, los órganos o tejidos son donados siempre en forma libre, voluntaria y altruista.

LA DONACIÓN DE ÓRGANOS SE PUEDE DAR CON DONANTE FALLECIDO O CON DONANTE VIVO

- Donante fallecido, persona que fallece bajo el diagnóstico de muerte encefálica, como consecuencia de una lesión grave e irreversible en el cerebro. En el Perú alrededor del 80% de los trasplantes se da con donantes fallecidos. Sin embargo, la donación bajo criterios de muerte encefálica es muy baja.

- Donante vivo, persona que previa evaluación integral, cede uno o parte de sus órganos a un familiar con fines de trasplante.

Auspiciado por: