Fibromas uterinos
Fibromas uterinos

Fibromas uterinos: una amenaza silenciosa

Los fibromas uterinos pueden causar hemorragias, dolor, infertilidad y abortos.

La República
31 Oct 2019 | 1:08 h

Los fibromas o miomas son tumores benignos que se forman y alojan en el útero, siendo muy frecuente en mujeres en edad fértil. La mayoría no presentan síntomas pero algunos pueden causar hemorragias, dolor, infertilidad y abortos.

Para Enrique Flint, ginecólogo de la Clínica San Felipe, los fibromas pueden detectarse en función de su tamaño y ubicación con el examen ginecológico. “El mejor examen y el que más se usa por la exactitud de sus resultados, su accesibilidad y su bajo costo es la ecografía de pelvis. En casos especiales se pueden realizar otros exámenes como: la tomografía y la resonancia magnética” indicó el especialista.

PUEDES VER ¿Qué es la cirrosis hepática? Síntomas y prevención

Además, resaltó que los fibromas deben ser tratados solo si crecen mucho o causan molestias. Las complicaciones más frecuentes que pueden causar los fibromas son: sangrados excesivos o irregulares, dolor, compresión de órganos adyacentes como vejiga y recto, sensación de masa pélvica e infertilidad.

El médico dio a conocer que para eliminar los fibromas, el mejor tratamiento, por lo efectivo y durable, es el quirúrgico. La cirugía puede ser convencional o laparoscópica, siendo esta última la recomendada usualmente por el especialista, cuando es posible, por las ventajas sobre la cirugía abierta, como son menor tamaño de cicatriz, menos dolor en el post operatorio, tiempo más corto de recuperación y menor formación de adherencias.

PUEDES VER La vida después de un trasplante de corazón

“La paciente que pase por una cirugía de fibromas debe tener claro que muy raramente es obligatorio sacar el útero. Lo normal es que, si la paciente lo desea, pueda salvarse el útero y quedar en buen estado. Una paciente con fibromas que no dé molestias debe chequearse al menos una vez al año para ver que el tumor no esté creciendo”, concluyó el Dr. Flint.