Menopausia: incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de mama tras la terapia hormonal

Según el estudio de la Universidad de Oxford, 8 de 100 mujeres que consumieron el medicamento de la terapia hormonal (estrógeno y progestágeno) todos los días y en un tiempo estimado de 5 años, podrían desarrollar cáncer de mama.

En Reino Unido, las mujeres llegan a la menopausia a los 51 años aproximadamente.
En Reino Unido, las mujeres llegan a la menopausia a los 51 años aproximadamente.
La República
2 09 2019 | 23:22h

Un revelador estudio que gira en torno al cáncer de mama ha generado conmoción en las mujeres, puesto que se ha llegado a conocer el riesgo de desarrollar esta enfermedad tras haber llevado una terapia hormonal para contrarrestar la menopausia.

La investigación que llevaron a cabo los estudiosos de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, lograron determinar que la terapia hormonal para la menopausia incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

PUEDES VER Cáncer de mama: laboratorios invierten S/ 96 en producir trastuzumab, pero lo venden en S/ 5.500

El estudio, que fue publicado en la revista médica The Lancet, puso énfasis en manifestar que el riesgo de desarrollar cáncer de mama dura más de una década después de que se ha dejado el tratamiento. Cabe precisar que las probabilidades de desarrollar esta enfermedad es dos veces mayor de lo que se les ha informado a las mujeres.

Según las estadísticas de la investigación de la casa de estudio, un millón de casos de cáncer de mama podrían haber sido causados por la terapia. Esta cifra data desde 1990.

Es menester mencionar que las mujeres llegan a la menopausia a los 51 años aproximadamente. Este dato aplica solo para Reino Unido.

PUEDES VER Arequipa: colecta por la lucha contra el cáncer arranca la próxima semana

Si 100 mujeres ingieren el medicamento de la terapia hormonal (estrógeno y progestágeno) todos los días y en un tiempo estimado de 5 años, 8 de ellas podrían desarrollar cáncer de mama.

Cabe mencionar que las píldoras, geles y parches que se usan en la terapia hormonal incrementan el riesgo de cáncer de mama. Ante esta situación, organizaciones de ayuda afirman que el medicamento debe ser utilizado durante el menor tiempo posible.