¿Por qué no se duerme bien en una cama que no es la nuestra?

Leonela Ludena
h

Muchas personas no pueden dormir bien en habitaciones ajenas y el descanso no es el mismo que en la cama propia, pero ¿por qué ocurre eso?

Seguramente en más de una ocasión te ha pasado que no has podido dormir bien cuando lo haces en una cama que no es la tuya, pero ¿sabes a qué se debe eso?. La respuesta es puramente científica y aquí te la contamos.

Un reciente estudio británico a cargo de la compañía de tecnología del sueño ‘Simba’ responde que no se puede dormir bien en una cama porque nuestro cerebro se mantiene en estado “vigilante”.

PUEDES VER ¿Cuántas horas debemos dormir para tener un corazón sano?

Cuando se descansa en una cama ajena, se teme dormir en un terrible colchón y despertar a los anfitriones en medio de la noche.

Además de ser testigos de incómodos momentos como despertarse demasiado temprano y no saber qué hacer.

"Una gran estadía con amigos es algo frágil, que se puede interrumpir fácilmente por algo más pequeño”, dijo Steve Reid, director general de la empresa.

Otro estudio por investigadores de la Universidad de Brown también coincide con que no se logra conciliar a plenitud el sueño cuando se duerme lejos, porque el cerebro no descansa debido a que uno de los hemisferios permanece despierto y alerta.

Según el estudio, el hemisferio que se mantiene activo durante toda la noche es el izquierdo. Además, los científicos revelaron que no solo los humanos padecen este síndrome, sino que algunas aves y mamíferos acuáticos como los delfines también lo experimentan.

PUEDES VER Spotify: científicos recomiendan esta lista de música para poder dormir

Tips para dormir bien en una cama que no es la nuestra

Existen ciertos tips que te pueden ayudar a conciliar el sueño la próxima vez que salgas de viaje o visites a un familiar.

1. Lleva tu propia almohada

Procura llevar tu almohada o usar un aroma que te recuerde la calidez de tu hogar y así podrás aumentar tus probabilidades de dormir bien cuando los haces en otra cama que no es la tuya. 

2. Reduce la ansiedad antes de dormir

Llevar tus problemas a la cama puede perjudicar tu proceso de sueño. Por ello, antes de echarte a la cama es recomendable practicar actividades que te relajen, como escuchar música y leer textos sencillos.

3. Tapa tus oídos

Cualquier sonido por encima de los 60 decibeles puede afectar tu sueño, por ello, lleva un par de tapones cómodos.

4. Evita la luz azul

Lo que tienes que evitar para poder conciliar el sueño es la famosa "luz azul" de aparatos electrónicos. No revises el móvil minutos antes de apagar la luz, ya que se ha demostrado que incluso una sola pizca de luz tenue retrasa la liberación de melatonina nocturna en humanos. La hormona no hace que te duermas inmediatamente, por lo que debes esperar y tener paciencia.