Dolor de estómago: ¿Cuáles son las pastillas que puedo consumir?

04 May 2019 | 4:50 h

Para saber cómo curar el dolor de estómago, debe identificarse el tipo de molestia prestando atención a los síntomas.

El dolor de estómago puede ser un indicador de que se ingirió un alimento en mal estado o la existencia de una enfermedad más grave. Por ello, los especialistas recomiendan prestar atención a los síntomas que se presentan antes de consumir una pastilla.

El doctor Héctor Velarde, médico gastroenterólogo, explicó en entrevista con La República que, antes de adquirir un medicamento, es importante determinar si el malestar estomacal fastidia al paciente de forma recurrente.

PUEDES VER El dolor de cabeza y las pastillas más efectivas y confiables para aliviarlo

"Se conocerá cuál es el tratamiento más idóneo cuando se sepa la intensidad del dolor, su ubicación, el horario en que se presenta y la presencia de otras molestias asociadas como vómitos, diarrea, dolor de cabeza, entre otros", precisó.

¿Cuáles son los tipos de dolor de estómago?

Los dolores de estómago se segmentan de acuerdo a los síntomas que se padecen para saber si es que la molestia es crónica o pasajera. Esto ayuda a los doctores a recetar los medicamentos que debe ingerir el paciente y a determinar si deben realizarse análisis más profundos.

"El dolor de estómago puede ser desencadenado por problemas digestivos como gastritis, úlceras, cálculos vesiculares, enfermedades inflamatorias, entre otros. Sin embargo, dicho dolor puede ser también síntomas de una enfermedad funcional, que son aquellas en las que no se encuentra una lesión orgánica y generalmente son desencadenadas por estrés u otros factores", aseguró el doctor Velarde.

De acuerdo con el especialista, los tipos de dolor de estómago más frecuentes son los abdominales, agudos y vesiculares. "Usualmente, hablando específicamente de dolor abdominal, tenemos dos tipos: los dolores ulcerosos que son dolores originados por problemas de estómago o de la primera porción del intestino que es el duodeno", detalló.

Estos pueden identificarse cuando el paciente siente cólicos, espasmos o retortijones. "Estas molestias se originan principalmente a nivel intestinal, en el colon o en el intestino delgado", informó Velarde.

Agregó que los dolores agudos se originan por complicaciones en el páncreas. Mientras que los vesiculares se evidencian con cólicos en la parte alta y derecha del abdomen. En ese sentido, resaltó que después de detectar el tipo de dolor de estómago, recién el paciente podrá saber qué pastilla consumir.

¿Cuáles son los síntomas del dolor de estómago que alertan un problema mayor?

Los dolores de estómago que se presentan con los siguientes síntomas son los que deben alertar al paciente para que asista a un centro de salud, pues podría tratarse de una molestia más grave que requerirá de atención profesional.

Una de ellas es la presencia de cálculos en la vesícula. "El dolor se ubica en la zona superior derecha o zona media del abdomen. Se puede irradiar hacia la espalda y suele ir acompañado de náuseas y vómitos", detalló el doctor.

Otra enfermedad que puede confundirse con un dolor de estómago casual es el trastorno digestivo funcional o "colon irritable". Según el médico Velarde, este mal suele presentarse con gripe o diarrea y "se relaciona con la alimentación y el estado de ánimo".

La apendicitis también es una afección que debe ser tratada por un especialista en salud. "La persona puede sentir un dolor repentino bajo del estómago, en el lado derecho, el cual se intensifica con el pasar de las horas. Otros síntomas incluyen vómitos, falta de apetito, fiebre moderada y, en ocasiones, dificultad para desplazarse", indicó.

¿Qué tomar para el dolor de estómago?

Las pastillas para el dolor de estómago deben ingerirse después de identificar el tipo de molestia.

"Si es un tipo de dolor ulceroso que se presenta con quemazones en el estómago, puede tratarse con antiácidos o ranitidina", señaló el doctor Velarde.

Los retortijones reflejan molestias en el intestino, por lo que el especialista recomienda "mantener una buena hidratación".

En caso a este afección se le sumen náuseas o vómitos, la persona debe hidratarse. "Hay que consumir líquido o suero oral", aseguró el gastroenterólogo.

Cuando los dolores están vinculados a la vesícula, los antiespasmódicos pueden aliviar al paciente.

"Tenemos la hioscina o buscapina que pueden curar la contractura o el movimiento intestinal y los puede calmar. Si el dolor persiste, tenemos que ir de emergencia al hospital", sugirió.

¿Cada cuánto tiempo deben tomarse las pastillas para el dolor de estómago?

Para el doctor Velarde, los antiácidos deben ingerirse cada vez que el ardor en el estómago se presente. "Un buen horario para consumir un antiácido es al levantarse y antes de acostarse. También puede tomarse una hora después de ingerir los alimentos principales", recomendó.

Los cólicos intestinales pueden aliviarse consumiendo buscapina o iosina cada cuatro horas aproximadamente. "Puede tomarse cada cuatro o seis horas. Si el dolor se pone más intenso, tenemos que ir definitivamente al hospital de emergencia", dijo.

El doctor precisó que esta medicación debe ser consumida en su tamaño estándar. "Estas pastillas deben ser consumidas por pacientes que tienen aproximadamente de 35 kilos en adelante", aseguró.

Explicó que las dosis se calculan de acuerdo al kilogramo por peso de cada paciente. "Eso es algo que siempre exhortamos a los pediatras. Los padres deben manejar muy bien el peso de sus hijos porque sin el peso no se puede saber la dosis de las medicinas para los niños", afirmó.

El médico especialista recomendó que "si en el transcurso de 4 o 6 horas, el dolor sigue en aumento, definitivamente tiene que ir a una emergencia, siempre teniendo mucho cuidado con que pueda haber otras características en el paciente, como una gran distención del abdomen que nos haga pensar en alguna ruptura de víscera o vómitos que no se puedan controlar".

Otros indicadores que deben alertar al paciente a ir de emergencia al hospital es la deshidratación, sudoración fría y fiebre. "Se deben evitar alimentos cítricos, altos en grasas o con exceso de condimentos. Bebidas gaseosas o altas en cafeína, tabaco y alcohol tampoco se deben consumir", dijo.