Los 25 mejores remedios caseros para aliviar dolencias más frecuentes

La medicina natural te permite solucionar problemas de salud frecuentes. Foto: Shutterstock

Leonela Ludena
5 M07 2019 | 14:10h

Hoy en día es muy frecuente sufrir resfriados o dolores de muela. Estas y otras afecciones suelen ser solucionadas con fármacos por algunas personas, sin embargo, hay otras que prefieren lo natural y recurren a remedios caseros como una solución más recomendable e igual de efectiva.

Aunque no por eso debemos usarlos sin precauciones ni límites, pues se debe estar pendiente de la evolución del síntoma y si persiste o empeora, tenemos que acudir al médico.

PUEDES VER Remedios caseros para la gastritis

La medicina natural ofrece infinidad de recursos que se pueden utilizar de forma muy sencilla. Muchos de los cuidados con remedios caseros van dirigidos a estimular los mecanismos de eliminación que limpian el organismo, lo depuran desde adentro y también desde afuera.

Remedios caseros para la tos

Uno de los males más comunes y molestos es la tos, pero por suerte existen remedios caseros y naturales contra este mal, lo que significa que la mayoría de veces no tendrás que recurrir a medicinas o médicos para aliviarla. Si después de probar con la medicina natural, las molestias persisten, entonces es recomendables consultar un especialista.

Remedios caseros para la tos

1. ‘Jarabe’ de miel para la tos

La miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Este remedio casero se puede tomar directamente o mezclar miel con aceite de coco y jugo de limón. Es preferible evitar que los niños menores de un año ingieran miel.

2. Jengibre

El jengibre tiene propiedades antiflamatorias y puede relajar las membranas de las vías respiratorias, lo que reduce la tos. Puedes preparar un té con 20-40 gramos de rebanadas de de jengibre fresco y añadir miel o zumo de limón para mejorar el sabor. Es importante, tener en cuenta que, en algunos casos, el té con jengibre puede causar malestar o acidez estomacal.

3. Gárgaras de agua con sal

Este remedio casero es uno de los más efectivos para tratar el dolor de garganta y la tos húmeda. El agua con sal reduce las flemas y la mucosa en la parte posterior de la garganta, lo que puede disminuir la necesidad de toser.

Revuelva media cucharadita de sal en una taza con agua caliente. Deje que la solución se enfríe antes de usarlo para hacer gárgaras. Evite darle este remedio casero a los más pequeños, pues no podrán hacer gárgaras correctamente y si tragan el agua con sal, puede ser peligroso.

4. Bromelina

La bromelina es una enzima que proviene de la piña, tiene propiedades antiflamatorias. Puedes beber zumo de piña de forma diaria para reducir la mucosa de la garganta y eliminar la tos.

5. Tomillo

El tomillo es un remedio casero para la tos, la irritación de garganta, la bronquitis y los problemas digestivos. Puedes buscar un jarabe específico que contenga este tipo de hierba o preparar una taza de té y añadir dos cucharadas soperas de tomillo seco en la taza de agua caliente. Deje reposar 10 minutos antes de filtrar y beber.

6. Salvia para la tos

Hierve dos cucharaditas de salvia en una taza de agua por diez minutos. Cuela y has gárgaras cuando sientas dolor en la garganta.

7. Compresas de agua fría

Antes de acostarse, puedes usar compresas de agua fría alrededor del cuello. Se retira al cabo de cuatro horas.

8. Limón con sal y pimienta

Para cortar la tos de inmediato puede chupar la mitad de un limón con sal y pimienta. Este remedio casero recubre la garganta, la desinflama y desinfecta.

9. Ungüento de mentol y eucalipto

Aplicar y hacer un masaje en el pecho, la espalda y las plantas de los pies antes de dormir.

10. Caramelos para la tos

El caramelo hace que se produzca saliva, que fluidifica e hidrata la garganta, aliviando la inflamación.

Remedios caseros para la gripe

Con los cambios de temperatura, estamos más propensos a padecer gripe o un resfriado. Por ello, aquí te dejamos algunos remedios caseros para controlar los síntomas y acelerar la recuperación.

Remedios caseros para la gripe

1. Vaporizaciones de eucalipto

El eucalipto tiene propiedades expectorantes. Este remedio casero lo debes utilizar con mucho cuidado; vacía agua muy caliente en un recipiente amplio y agrega aceite u hojas de eucalipto. Coloca una toalla en tu cabeza para tratar de tapar todo el vapor y poder respirarlo.

2. Líquidos calientes

No hay nada mejor para la gripe que tomar algo bien caliente. Un estudio de la Universidad de Cardiff, de Inglaterra, lo confirma: “Las bebidas calientes proporcionan alivio inmediato al flujo nasal, la tos, los estornudos y la irritación de garganta”.

3. Ajo

El ajo es muy efectivo para combatir enfermedades, es rico en alicina, una sustancia con propiedades antisépticas que ayuda al cuerpo a combatir la gripe y otras afecciones. Este remedio casero lo puedes usar tomando una infusión de ajo picado, miel y limón.

4. Sauco

Una infusión de corteza de sauco puede aliviar el cuerpo cansado. Esta especie de planta contiene ácido salicílico, una sustancia semejante a la de las aspirinas, que ayudan a aliviar el dolor y la fiebre.

5. Infusión de limón

Una infusión caliente de limón, con jugo y cáscaras, puede ayudar a combatir los síntomas del resfriado, pues el limón solo solo aporta vitamina C, sino que tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antiflamatorias.

6. Cebolla

Este remedio casero con cebolla puede servirnos como tratamiento y como preventivo. Su ingesta disminuye los síntomas que nos hacen sentir enfermos y, al mismo tiempo, combate de forma directa los agentes que provocan la afección.

Se puede usar como un caldo de cebolla o haciendo parches para los pies. Trate de cortar un trozo de cebolla y colóquelo debajo de cada pie, cúbrelo con una media antes de acostarse y retíralo en la mañana.

7. Sal y bicarbonato para la irrigación nasal

La congestión nasal es muy común cuando nos da gripe. Este remedio casero consta de usar sal marina sin yodo y un cuarto de cucharadita de bicarbonato en una taza de agua tibia. Vierte un par de gotas en cada fosa nasal y luego suena tu nariz suavemente.

8. Sopa de pollo

Nuestras abuela siempre tenían razón. Una sopa de pollo como remedio casero te hace sentir mejor porque reduce la congestión y lubrica la garganta, aliviando la irritación.

9. Ungüento de alcanfor

Si tu nariz se ha irritado de tanto limpiarla, el remedio aplica pequeña cantidad de ungüento de alcanfor y eucalipto.

10. Vinagre de manzana

Posee una gran cantidad de propiedades antibacterianas que atacan directamente la infección que causan las bacterias y ayuda a suavizar el dolor de garganta.

Remedios caseros para el dolor de muela

El dolor de muela suele ser tan intenso que muchas veces se recurre a todo lo que se tenga a la mano para aliviarlo. Sin embargo, no todos suelen funcionar, aquí te dejamos algunos remedios caseros que podrían aliviar tu dolor, aunque siempre lo recomendable es acudir a un odontólogo.

Remedios caseros para el dolor de muela

1. Aplicar frío

Si bien no es aconsejable consumir bebidas demasiados frías o demasiado calientes, ante un dolor de muela se recomienda aplicar frío en la zona en caso de inflamación, pues la “disminuye”. No se coloca directamente sobre el diente, hay que envolver el hielo con una tela para evitar contacto directo con la piel.

2. Clavo de olor

Tiene propiedades anéstesica y es un remedio casero para el malestar bucal. Se puede introducir un clavo de olor en la boca y chupar como si se tratara de un caramelo.

3. Sal

Aunque no ayuda para el dolor de muela en particular, se aconseja cuando se tiene una llaga en la boca. La sal provoca una cicatrización más rápida.

4. Ajo

Tiene una poderosa acción antibiótica y antiinflamatoria. Este remedio casero lo puedes utilizar triturando un poco de ajo para concentrar su jugo y, a continuación, aplícalo de forma directa en la muela y encía afectada.

5. Agua oxigenada

Puede servir como tratamiento si el dolor tiene origen en una infección. Puedes humedecer un poco de algodón con esta agua y aplicarlo sobre la muela.