El autismo y qué hacer

Wilmer Crespo


Autismo y aislamiento
Claudia Schiappa, educadora y orientadora familiar.

Los trastornos del espectro autista TEA son trastornos del desarrollo con síntomas que suelen ser crónicos, de leves a graves, y se caracterizan por la alteración del niño en su capacidad de comunicarse y el aislamiento. A un niño autista le cuesta entender los sentimientos de los demás y se estresan cuando hay cambios en la rutina.  Poseen patrones estereotipados de conducta: sensibles a sonidos, sabores, etc. Poseen habilidad especial por temas concretos, que se manifiesta en los 3 primeros años de vida. Algunos indicadores precoces de autismo: no balbucean palabras al  1 de edad, no señalan objetos hasta los 12 meses; no responden a su nombre; no establecen contacto visual. Es importante que los maestros y padres sean capaces de reconocer estos indicadores con el fin de solicitar una evaluación integral con participación de un psicólogo, un terapeuta de lenguaje y un neurólogo.

 

Podemos ayudarlos

Valeshka Pinedo,psicóloga. S.O.S. Psicólogos Perú.

El autismo es un trastorno neurológico permanente, se recomienda buscar ayuda temprana para las personas diagnosticadas, ya que con ello pueden conseguir mejoras significativas en el aprendizaje, la comunicación y las habilidades sociales. Podemos ayudar a una persona autista y cuidarla adecuadamente si le damos estructura, mucha organización y orden a su mundo, tienen sus propios tiempos, hay que saber esperarlos, debemos ser sumamente concretos con ellos, ya que mucha información puede abrumarlos, si les pedimos hacer algo tienen que entender correctamente el ¿cómo?, ¿por qué? y ¿para qué? hacen esas cosas, si no se sentirán confundidos y no podrán realizarlas, tenemos que saber conservar nuestra distancia sin dejarlos solos. La persona autista no conoce otra realidad más que la suya, así que no sufre por su condición, sino por la manera equivocada en que podemos tratarlos.