Perú es el tercer país en Latinoamérica en obesidad y sobrepeso

Ruth Castro
2019 M02 7 | 11:24 h

Alarmantes cifras. Cerca de cuatro millones de personas sufre de sobrepeso solo en Lima Metropolitana.

El sobrepeso y la obesidad se han convertido en dos factores de riesgo que amenazan la salud de miles de peruanos. Tan sólo en el último año, el Perú ocupó el tercer puesto en América Latina en presentar estos dos graves problemas, tal como resolvió la 35° Conferencia Regional para América Latina y el Caribe organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según los últimos estudios, Lima Metropolitana concentra en promedio al 40% de la población con exceso de peso con cerca de 4 millones de personas. Así también, el 53,8% de peruanos de 15 años tiene un exceso de sobrepeso; de ese total 18,3% sufre de obesidad. A esto se suman la falta de actividad física y el consumo excesivo de comida chatarra.

PUEDES VER Escuela en China sancionará a adolescente que regrese con sobrepeso a clases

Pero estas dos afecciones también perjudican nuestro correcto desempeño laboral. Estadísticas de la  FAO aseguran que una persona que padece de obesidad experimenta un aumento del 50% en la pérdida de la productividad por lo que necesitará por lo menos de un 88% más de visitas médicas que una persona sana.

No solo eso, la obesidad y el sobrepeso están asociados al riesgo de contraer enfermedades mucho más preocupantes como la hipertensión arterial, diabetes, asma y artritis, accidente cerebro vascular, entre otras.

Según APC Corporación, empresa peruana líder en alimentación colectiva, asegura que estas dos condiciones son ya consideradas como un problema de salud pública por lo que recomienda a la ciudadanía realizar actividad física, consumir agua (con bajos niveles de azúcar) regularmente, cuidar las porciones de los alimentos consumidos, realizarse chequeos preventivos periódicamente, y sobre todo consumir buenas porciones de frutas y verduras.

Asimismo, resaltó la importancia de promover iniciativas de buena salud en los centros de labores públicos o privados, hecho que permitirá un mejor rendimiento laboral, mejores prácticas y desarrollo de los trabajadores.