¿Calambres? Aprende cómo evitar y aliviar ese insoportable dolor

¡Olvídate de los calambres! Descubre cómo librarse y calmar este terrible dolor que en ocasiones afecta el sueño, mientras nadas o en el embarazo.

7 Mar 2018 | 9:02 h

¿Quién no ha sufrido de calambres mientras dormía, nadaba o durante el embarazo? Y es que esta contracción muscular repentina e involuntaria puede durar varios segundos provocando en nosotros un dolor insoportable y muchas personas no saben cómo tratarlo.

Esta fuerte molestia puede ser provocada también por practicar ejercicios sin calentamiento previo, a causa de enfermedades e incluso algunos medicamentos fuertes pueden tener esta reacción en nosotros.

PUEDES VER Esta es la cantidad de sal que debes consumir al día

¿Qué hacer durante un calambre?

-Primero debes ubicarte en una superficie plana (es importante salir de la piscina o mar). Si el calambre es en el pie debes de intentar concentrar todo tu peso en la zona afectada (pisar con mucha fuerza).

-Realizar masajes en la zona afectada y alrededores para estimular el flujo de la sangre. Estos masajes puedes hacerlo con tu mano o una pelota (dura) y debes de estirar el músculo para que se relaje.

- De no aliviar el dolor o si la molestia regresa puede aplicar una almohada térmica o una compresa de hielo en el músculo afectado. Estos objetos pueden ser remplazados por una botella, pero trata de cubrirlo con alguna tela, evitar el contacto directo del agua caliente o hielo.

- Si el dolor se intensifica puede tomar uno de estos medicamentos como: ibuprofeno, naproxeno sódico, ciclobenzaprina, orfenadrina o baclofeno. Si el calambre tiene una duración mayor de una hora tiene que acudir inmediatamente al hospital.

¿Cómo evitar calambres en la vida diaria?

- Sobretodo en verano debe de mantener su cuerpo hidratado son 2 litros diarios que una persona debe tomar como mínimo. Antes de practicar deporte debe tomar como mínimo medio litro de agua (no mezclar esta bebida con azúcar u otro insumo).

-En tu dieta diaria no debe faltar alimentos ricos en calcio, potasio, magnesio y sodio. Debes de comer frutas y verduras como la lechuga, espinaca y plátano, entre otros, principalmente los de color verde.

-En el caso de embarazadas tiene que tomar suplementos de magnesio y calcio. Recuerde que debe ser uno recetado por su médico.

 

Te puede interesar