¿Cómo reacciona tu cuerpo ante un ataque de pánico?

Conoce que partes de tu cuerpo y cerebro se activan frente a este tipo de situación, y cómo podrías controlarlas.

25 Feb 2018 | 20:49 h

En la vida pasamos por todo tipo de emociones, tantos las alegres, como las tristes, pero una que es muy común observar de esta última, es el pánico. Este tipo de ataque genera dolores en varias partes del cuerpo como la cabeza, estómago e incluso hasta te sientes más agitado de los normal.

Algunos expertos afirman que el ataque de pánico dura de 5 a 20 minutos, sin embargo, hay personas que afirman haber pasado por esta sensación por más tiempo. Dentro de los síntomas encontramos:

PUEDES VER Conoce las horas que debes dormir según tu edad

  • Aceleración del ritmo cardíaco
  • Sensación de desvanecimiento (desmayo)
  • Excesivo sudor
  • Náuseas
  • Dolores en el pecho
  • Dificultades al respirar
  • Temblor en las extremidades sin poder controlarlas

Entre sus principales causas tenemos el estrés por el trabajo, relaciones sociales o incluso la presión local. Aunque también se puede generar al pasar por una situación que genera fobia, por ejemplo, un miedo a los sismos.

Ahora debemos conocer lo que sucede con nuestro cuerpo cuando pasamos por esta situación.

La región del cerebro que está relacionada al miedo y dolor involuntario, se activan, colocando a la persona más atenta a lo que sucede a su alrededor, provocando una mayor carga de estrés. Automáticamente el cuerpo pasa por un cuadro de ansiedad, producto de una gran preocupación que es mayor a la normal y que es persistente.

El opioide, un analgésico natural de nuestro cuerpo, se activa para de esa forma reaccionar de manera favorable al dolor, es decir, soportar los espasmos producidos por el ataque. Luego puedes sentir una sensación de adrenalina que genera mayor valentía ante la situación, es decir, causa inmovilidad, esa sería la razón por la que algunas personas quedan en shock.

También pasas a activar tu cuerpo de forma defensiva, pero bajo un instinto primitivo, por ejemplo, sumar un poco de fuerza para luchar. Esto provoca que sea difícil poder ayudar a una persona que está sufriendo del ataque.

Sin embargo, su sistema cognitivo pasa a ser más lenta que de costumbre (producto del shock) por lo que tardan en reaccionar o darse cuenta de la realidad. La razón sería que producto de la adrenalina, su energía solo se concentra en zonas donde la persona va a liberar.

Te puede interesar