Exposición prolongada de sol en los escolares podría perjudicar su salud

Denisse Torrico
h

Especialistas advierten como los alumnos podrían sufrir de fatiga, deshidratación, entre otros males, inclusive posibilidades de cáncer. Ofrecen recomendaciones para evitar estos males. 

La exposición prolongada al sol durante la formación escolar, en educación física o en los recreos produce deshidratación, agotamiento, fatiga o hasta “Golpe de calor”, así como daños en la piel que pueden llegar en el futuro a producir cáncer, indicó el oncólogo Mauricio León Rivera.

“Los niños y jóvenes escolares de inicial, primaria y secundaria podrían estar expuestos a mayor radiación ultravioleta (UV) de los rayos solares en esta época de verano debido al inicio de las clases escolares en el mes de marzo, un riesgo para la salud de los niños que puede desencadenar en un futuro cáncer de piel”

PUEDES VER: Digesa: útiles escolares sin autorización sanitaria es un riesgo para la salud

En ese sentido recomendó cumplir la Ley N° 30102, promulgada por el Poder Ejecutivo, la cual dicta que se debe evitar en la medida de lo posible, que los escolares y el personal académico estén expuestos a la radiación solar extrema que ocurre entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde

El especialista dijo que el Perú ocupa uno de los primeros lugares con los más altos índices de radiación solar del mundo, sobre todo en Departamentos como Junín y Puno llegando a alcanzar índices de hasta 20 puntos, un nivel considerado "extremo". 

“La intensa radiación se incrementó también debido a la contaminación ambiental que ocasiona que cada año nuestro país pierda un promedio de 1% en la densidad de la capa de ozono, gas presente en la atmósfera y que amortigua el paso directo de los rayos UV”, agregó.

En ese sentido, el doctor Mauricio León recomendó enviar a sus hijos con ropa de algodón, manga larga, holgada y de colores claros, que cubran la mayor parte del cuerpo, sandalias que reemplacen las medias con zapato cerrado y fomentar el uso de sombreros de ala ancha o gorros con visera, lentes con filtro UV y sobretodo protector solar con FPS mínimo de 50, además de llevar loncheras con agua, bebidas naturales y frutas del día, sobre todo las que más hidratan como la piña, sandía o el melón.

(Textos y fotos enviados mediante el WhatsApp de La República 941 000 000).