Cargando...
CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Política

Buscan a la cuñada del presidente por fraude en licitaciones

Embarrados. Juez dispuso detención de Yenifer Paredes, pero equipo especial no la encontró en Palacio de Gobierno. Sin embargo, fueron arrestados el alcalde de Anguía, Nenil Medina, y los hermanos Hugo y Anggi Espino. Fiscalías contra la Corrupción los acusan de pertenecer a una organización criminal que montó empresas de fachada para obtener millonarios contratos de obras públicas.

No habida. Al cierre de edición, la policía seguía buscando a Yenifer Paredes Navarro. Foto: Antonio Melgarejo/La República

El alcalde de Anguía (Chota, Cajamarca), Nenil Medina Guerrero, íntimo amigo del mandatario Pedro Castillo, y los hermanos y empresarios Hugo y Anggi Espino Lucana, allegados a la familia presidencial, fueron arrestados a solicitud del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder.

Las autoridades imputan a estas tres personas, en complicidad con la cuñada del presidente Castillo, Yenifer Paredes Navarro, haber obtenido beneficios de licitaciones fraudulentas de obras públicas, especialmente en el distrito de Anguía, donde se encuentra el pueblo de Pedro Castillo.

El dato. El burgomaestre de Anguía, Nenil Medina, íntimo amigo del presidente Pedro Castillo, detenido por el equipo especial en Lima. Foto: difusión

Al cierre de edición, el equipo especial de efectivos policiales que apoya a las Fiscalías contra la Corrupción del Poder seguía buscando a Yenifer Paredes. En la tarde del martes, Paredes no fue encontrada en Palacio de Gobierno, donde se supone que residía junto con su hermana, la primera dama Lilia Paredes Navarro.

Según las notas de seguimiento y vigilancia de los agentes del equipo especial, Yenifer Paredes se encontraba en la residencia de Palacio de Gobierno. Sin embargo, la seguridad presidencial impidió el ingreso del fiscal del caso, Hans Aguirre Huatuco, y del coordinador del equipo especial, el coronel PNP Harvey Colchado Huamaní, por más de una hora. Cuando tuvieron acceso, no ubicaron a Yenifer Paredes.

De acuerdo con el mandato del juez Raúl Justiniano Romero, quien dispuso la ubicación y captura de Yenifer Paredes, Nenil Medina y los hermanos Hugo y Anggi Espino, los cuatro fueron parte de una conspiración para digitar licitaciones públicas a favor de las empresas de fachada JJM Espino Ingeniería & Construcción y Destcon Ingenieros & Arquitectos, de propiedad de los hermanos Hugo y Anggi Espino.

Inubicable. En Palacio de Gobierno dijeron que no se encontraba la cuñada Yenifer Paredes. Foto: John Reyes/La República

Las cuatro personas iniciaron vinculaciones de amistad desde 2019, cuando Nenil Medina asumió como alcalde del distrito de Anguía. Durante la gestión de Medina, Yenifer Paredes y Hugo Espino se conocieron en la administración municipal porque trabajaron para la misma dependencia, la primera como funcionaria y el segundo como consultor. Desde esa época, Pedro Castillo y Nenil Medina también compartían amistad.

Con el triunfo de Castillo, Nenil Medina y Hugo Espino comenzaron a visitar frecuentemente Palacio de Gobierno, el primero al jefe del Estado y el segundo a la primera dama y a su hermana Yenifer Paredes. Medina ingresó siete veces y Espino en cinco ocasiones.

En esos momentos, Yenifer Paredes trabajaba para JJM Espino Ingeniería & Construcción, de propiedad de su amigo Hugo Espino. Ella sabía que era un contratista del Estado.

El 12 de setiembre del 2021, el mandatario Pedro Castillo visitó Anguía y, en presencia de su amigo el alcalde Nenil Medina, anunció las obras públicas cuyo financiamiento autorizó con su puño y letra.

En Anguía. El 12 de setiembre del 2021, Pedro Castillo, Juan Silva y Nenil Medina. Foto: difusión

Pocos días después, el 16 de setiembre del 2021, la cuñada del presidente, Yenifer Paredes, y su empleador Hugo Espino visitaron la comunidad La Succha para ofrecer obras de agua potable y saneamiento.

Justamente, imágenes de dicho encuentro en La Succha fueron difundidas por el dominical ‘Cuarto poder’, lo que dio origen a la investigación que ha derivado en la detención de Nenil Medina, Hugo y Anggi Espino, y en la búsqueda de Yenifer Paredes.

En efecto, como informó La República, las reuniones en Palacio de Gobierno de Medina y Espino se registraron antes que el presidente Castillo emitiera el Decreto de Urgencia 102-2021, que autorizó el financiamiento de un paquete de obras públicas, el 29 de octubre del 2021. Entre los proyectos se contaban cinco en el distrito de Anguía por casi 10 millones de soles. No fue lo único.

Operador. Hugo Espino Lucana, visitante frecuente de Palacio. Foto: Marco Cotrina/La República

El jefe del Estado también dio visto bueno a una transferencia por más de 19 millones de soles para la construcción de un camino que unía a varias comunidades, entre ellas donde se encuentra residiendo la familia del presidente Castillo, en el distrito de Anguía.

Más de 29 millones de soles en total.

El Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder, que dirige la fiscal superior Marita Barreto, ha recogido indicios de que el alcalde Nenil Medina adjudicó 10 proyectos a empresas de fachada de los cuñados del presidente, los Paredes Navarro, o allegados a estos.

La República detectó la pista de la repartija de contratos cuando descubrió que un proyecto de agua potable por más de 3 millones de soles lo adjudicó la gestión de Nenil Medina a un consorcio integrado por la firma Destcon Ingenieros & Arquitectos.

Esta empresa a nombre de Anggi Espino Lucana en realidad era una fachada. Ante las Fiscalías contra la Corrupción del Poder, Anggi Espino ha confesado que la constructora en realidad la manejaba su hermano Hugo Espino Lucana, con fuertes vinculaciones con el entorno familiar del presidente Castillo.

Confesión. Anggi Espino admitió que su hermano Hugo Espino manejaba las constructoras. Foto: difusión

De acuerdo con un colaborador eficaz de las Fiscalías contra la Corrupción del Poder, Hugo Espino Lucana está muy relacionado con el alcalde Nenil Medina, y este con los sobrinos del mandatario Castillo, el prófugo Fray Vásquez Castillo y Gian Marco Castillo Gómez. Estos vínculos explicarían por qué el detenido burgomaestre Nenil Medina consiguió del jefe del Estado el financiamiento de 29 millones de soles para obras públicas en Anguía.

“Sí, lo conozco. Lo conocí en el mes de mayo del 2021. Me lo presentó Fray Vásquez Castillo con Gian Marco Castillo Gómez, como una persona muy cercana a Pedro Castillo”, declaró el colaborador eficaz.

“El alcalde de Anguía apoyaba económicamente a la campaña (presidencial) de Pedro Castillo, con un dinero que había obtenido producto de una licitación que había ganado en la Municipalidad de Anguía”, apuntó el testigo.

“Nenil (Medina) es amigo personal del señor Pedro Castillo. Y a través del presidente tenía relaciones con todos los ministros y funcionarios de diversas entidades públicas, como es el caso del señor (exministro de Transportes) Juan Silva Villegas; el exministro del Interior Juan Carrasco Millones; el ex secretario general Bruno Pacheco; el exministro de Defensa Walter Ayala; funcionarios de Energía y Minas, Petroperú; el actual ministro de Vivienda, Geiner Alvarado; y Salatiel Marrufo Alcántara, exjefe de Asesores del Ministerio de Vivienda, director en funciones de Sedapal y contratista de la Municipalidad de Anguía. También de los altos mandos de los servicios de inteligencia, llamados DINI y Digimin, que están a cargo de la Presidencia del Consejo de Ministros y del Ministerio del Interior, respectivamente”, completó el colaborador eficaz.

De acuerdo con algunas fuentes, el declarante sería Bruno Pacheco, quien estuvo presente en Anguía el 12 de setiembre del 2021, junto con el presidente Castillo, el exministro Juan Silva y el titular de Vivienda Geiner Alvarado. Por lo tanto, es un testigo de primera línea.

Conforme a la resolución judicial que dispuso la detención de Yenifer Paredes, Nenil Medina y los hermanos Hugo y Anggi Espino Lucana, estos actuaron concertadamente para fraguar licitaciones con la complicidad del presidente Pedro Castillo.

“De los actos de investigación y diligencias realizadas se advierte la existencia de una organización criminal dedicada a la comisión de diferentes modalidades delictivas (organización criminal y colusión agravada)”, señala la resolución judicial.

Según el mismo documento, la organización criminal estaría “liderada por el presidente de la República en funciones, Pedro Castillo, (e integrada) por los cabecillas (lugartenientes), el ministro de Vivienda y Construcción, Geiner Alvarado; Nenil Medina Guerrero, alcalde distrital de Anguía; los coordinadores (Lilia Paredes Navarro, esposa del presidente); los testaferros (la cara visible de la organización criminal, como Hugo y Anggi Espino Lucana, Yenifer Paredes Navarro, cuñada del presidente y hermana de la primera dama. Y David y Walter Paredes Navarro, cuñados del presidente Castillo y hermanos de la primera dama”.

En un informe remitido al Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) reportó que David y Walter Paredes Navarro, los cuñados del jefe del Estado, entregaron 90.000 soles a los hermanos Hugo y Anggi Espino. La plata les fue entregada poco antes que la empresa de fachada de los Espino, Destcon Ingenieros & Arquitectos, ganara un contrato de 3 millones de soles en el municipio de Anguía, el 25 de noviembre del 2021.

También se presume que al menos en el caso de Hugo Espino Lucana existiría el delito de lavado de activos. El 11 de noviembre del 2021, Hugo Espino compró por 12.000 soles al contado un automóvil KIA, supuestamente con fondos obtenidos de las licitaciones que ganó.

Fuentes relacionadas con la investigación fiscal confirmaron que el caso abarca 10 contratos adjudicados por la Municipalidad de Anguía por más de 29 millones de soles en 2021.

Uno de los motivos es que en casi todos los procesos de licitación participaron los excompañeros de trabajo de Yenifer Paredes Navarro y Hugo Espino Lucana, que a su vez son los hombres de confianza del alcalde Nenil Medina Guerrero, como lo informó y documentó La República.

Incluso Yenifer Paredes, cuando era funcionaria del municipio de Anguía, intervino como miembro suplente de varios comités de licitación, junto con el funcionario Orlando Coronel Vásquez. Coronel entregó varios contratos a empresas supuestamente relacionadas con familiares y allegados del presidente Castillo.

Otro dato relevante del caso es que los miembros de los comités de licitación de la Municipalidad de Anguía se repiten, lo que para las Fiscalías contra la Corrupción del Poder sería una evidencia de una concertación para favorecer a constructoras de dudoso origen.

Por ejemplo, La República reveló que el contrato para la construcción de un camino en Anguía por 19,5 millones de soles fue adjudicado a un consorcio integrado por las empresas Ibervial y Grupo Constructor Parasol.

La primera compañía arrastra una deuda coactiva de 5,9 millones de soles con la Sunat y su propietario recibió una condena por corrupción al coludirse con funcionarios públicos para ganar un contrato.

Y respecto a la segunda, la dirección que consignó la compañía ante la alcaldía de Anguía es un local abandonado en Ventanilla. Además, Sedapal le canceló la buena pro de un contrato por no acreditar una carta fianza.

El mandato judicial

La resolución del juez Raúl Justiniano Romero que dispone la detención de cuatro implicados en una presunta organización criminal que montó empresas de fachada para fraguar millonarias obras públicas con fondos autorizados por el presidente Castillo.

Presidente llama “show mediático” a acción judicial

“Montando un show mediático, la Fiscalía allana mi domicilio en busca de mi hija (su cuñada Yenifer Paredes Navarro), creyendo que con ello van a doblegarme”, afirmó el mandatario Pedro Castillo en la noche del martes.

El jefe del Estado arguyó que la orden de detención contra su cuñada sería parte de una conspiración política para sacarlo de la presidencia.

“(Se trata) de una confabulación entre un sector del Congreso, la Fiscalía de la Nación y un sector de la prensa para desestabilizar el orden democrático”, según su discurso.

“Los peruanos somos testigos de la continua puesta en marcha de un plan mediático que apunta a tomar el poder de manera ilegal e inconstitucional. Palacio y la casa presidencial una vez más fueron violentados con un allanamiento”, afirmó.

Cifras

29,7 millones de soles es el total de los 10 contratos de Anguía investigados por las Fiscalías.

19,5 millones de soles es el contrato más cuantioso entregado sin licitación por el alcalde de Anguía.