LO ÚLTIMO SOBRE Política

Hay que llamar a la praxis política de la ciudadanía, más allá de la actividad académica o del nanoactivismo de redes, de debates, think tanks, o todo importante recurso intelectual.

Y es que el fujimorismo es eso. Un producto político autoritario, que remueve las bajas pasiones, de ideas rudimentarias y cavernícolas, irrespetuosas de la legalidad y reñidas con las libertades de prensa y de expresión.

No creo que ninguna de las múltiples denuncias y acusaciones lanzadas contra el ex presidente expliquen su caída. Ninguna de ellas constituye de por sí un delito flagrante, o una falta inexcusable.

Nadie duda de las artimañas mafiosas del fujimorismo, pero tampoco es cierto que sean los únicos responsables y se hayan aprovechado de un gobierno débil, tontón y desorientado. 

COLUMNISTAS

Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa Historia y ficción

Mirko Lauer

Mirko Lauer Vizcarra en la bola de cristal

Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich. El ‘hermanón’ solo quiere monólogos

Rafael Roncagliolo

Rafael Roncagliolo Recuerdos del 2000

Raúl Tola

Raúl Tola Bala de plata

Mariana de Althaus

Mariana de Althaus Justicia es balance

TODOS LOS COLUMNISTAS
Carlincatura del sábado 22 de septiembre del 2018
Heduardicidio del sábado 22 de septiembre del 2018