CIERRE DE CAMPAÑA POR ELECCIONES 2022 - Sigue los eventos principales por la Alcaldía de Lima
Política

Yenifer Paredes: ¿cuánto tiempo debe permanecer detenida y qué pasará posteriormente con ella?

El proceso de pesquisa de la Fiscalía de la Nación apunta a la formalización de una posible investigación preparatoria para los 4 detenidos por el caso de las obras en Anguía.

Yenifer Paredes es investigada por el presunto delito de tráfico de influencias. Foto: composición Fabrizio Oviedo / La República
Yenifer Paredes es investigada por el presunto delito de tráfico de influencias. Foto: composición Fabrizio Oviedo / La República
Laura Vásquez

Tras entregarse ante el Ministerio Público el último miércoles 10 de agosto, Yenifer Paredes, cuñada del presidente Pedro Castillo, deberá pasar un periodo dentro de las instalaciones de la Policía Nacional de Perú hasta que la Fiscalía realice las diligencias para establecer su grado de participación en el caso de corrupción. Ahí también están involucrados los hermanos Hugo y Anggi Espino, y el alcalde de la Municipalidad de Anguía, Nenil Medina.

Es así que, a raíz de la resolución del Poder Judicial, la hermana menor de la primera dama deberá permanecer en custodia durante un periodo de 10 días, tiempo en el que, según los expertos en derecho penal, Liliana Calderón, Mario Amoretti y Luis Lamas Puccio, la Fiscalía de la Nación deberá encontrar las pruebas suficientes para formalizar la investigación preparatoria.

No obstante, sobre esta medida, Calderón precisa que existe una salida que puede adoptar la cuñada del presidente. “Esta es una medida que, en primer lugar, puede ser apelada y que tiene que ser resuelta por la instancia superior que es la sala porque esto lo ha otorgado el juez de investigación preparatoria”, indica la especialista.

El camino hacia una investigación preparatoria

Amoretti especifica que, en el marco de esta nueva etapa de las investigaciones, se puede solicitar una prisión preventiva de hasta 36 meses debido a la naturaleza compleja de los delitos. En ese sentido, Lamas Puccio añadió que este pedido de prisión preventiva debe ser solicitado a un juez tutelar para discutir si procede o no un pedido como este. De dictaminarse que sí, Paredes enfrentaría las investigaciones desde una “sede carcelaria, posiblemente Santa Mónica”.

Sin embargo, Calderón concibe que dicho pedido de prisión preventiva se debe dar “atendiendo al peligro procesal”. Esto quiere decir que “se tendría que demostrar que ella se va a fugar”. En caso de no ser así, existe otra opción por la que se podría decantar la Fiscalía de la Nación, que es la toma de medidas cautelares como la “comparecencia con restricciones o impedimentos de salida del país”.

Es importante señalar que, según Amoretti, la condición de fuga, en la que se encontró Paredes desde que se dictó la orden de detención el martes 9 de agosto, hasta el día siguiente que se entregó a las autoridades “no agrava la situación porque, posteriormente, se puso a disposición y la orden de captura fue cumplida”.

Esta situación también fue concebida por Luis Lamas, quien señaló que el que haya demorado en entregarse a las autoridades “es irrelevante porque, después de todo, ella está detenida por orden de la Fiscalía, entonces esa no es una circunstancia que pueda variar o influir en la decisión futura”.

Sin embargo, este no sería el caso de las personas que detuvieron al Ministerio Público y a la Diviac afuera del palacio durante una hora el día martes, ya que, según Mario Amoretti, “de una u otra manera colaboran con la fuga, ellos sí cometen el delito de encubrimiento personal”.

¿Podría Pedro Castillo afrontar una investigación por encubrimiento?

Cuando se conoció que la Fiscalía demoró entrar en Palacio de Gobierno por orden del presidente Pedro Castillo, muchas dudas se generaron respecto a las consecuencias de esta decisión.

Por ello, para Amoretti, esta es una situación que podría ser tomada por el Ministerio Público como el punto de partida para una nueva investigación. “El presidente ha ordenado a la casa militar que no dejen ingresar a los fiscales y a la policía. Al haber propiciado la fuga, se considera que ha cometido el delito de encubrimiento personal”, indicó.

Pero este delito no recaería directamente ante el mandatario, sino también ante el servicio, pues “la pena iría de 7 a 10 años por la naturaleza del delito de la persona que se fugó porque Paredes está siendo investigada por los delitos de organización criminal, por los delitos de lavado de activo, la ley señala que se considera como agravante permitir o impedir que se capturen a estas personas.”

En el caso del presidente, la situación sería distinta, ya que “por la vinculación que tiene con la que él dice que es su hija” se puede “plantear una excusa absolutoria”. Ahí Castillo podrá ser investigado, pero no podrá ser sancionado.

Por otro lado, para Liliana Calderón, estas investigaciones no se podrían concretar, puesto que la tesis de la Fiscalía se caería porque, después de todo, Paredes sí se entregó ante las autoridades, lo que elimina la posibilidad de una intención de encubrir la detención.