MISIÓN DART - NASA estrella nave contra un asteroide para desviarlo
Política

Presidente Pedro Castillo investigado por contratos de Anguía

Un caso más si importa. Fiscal de la Nación, Patricia Benavides, abrió sexta indagación, esta vez por presunto delito de crimen organizado, al jefe del Estado Pedro Castillo y al exministro de Vivienda y Construcción Geiner Alvarado por adjudicaciones de obras públicas por 33,6 millones de soles a empresas constructoras presumiblemente relacionadas con la familia presidencial y sus allegados.

El 12 de setiembre del 2021, el presidente Castillo visitó Anguía y, ante la presencia del alcalde Medina, anunció obras que ahora son investigadas por la Fiscalía. Foto: difusión
El 12 de setiembre del 2021, el presidente Castillo visitó Anguía y, ante la presencia del alcalde Medina, anunció obras que ahora son investigadas por la Fiscalía. Foto: difusión
Ángel Páez,Piero Espíritu,

Por haber suscrito el Decreto de Urgencia 102-2021, publicado el 29 de octubre del 2021, dispositivo que autorizó la transferencia de 9,6 millones de soles para el financiamiento de obras públicas en el distrito de Anguía (Chota, Cajamarca), la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, resolvió iniciar investigación al mandatario Pedro Castillo y al exministro de Vivienda y Construcción Geiner Alvarado por el presunto delito de crimen organizado.

Con los fondos mencionados, el alcalde de Anguía, Nenil Medina Guerrero, licitó cinco obras públicas, una de las cuales, de 3 millones de soles, adjudicó a una empresa de fachada de los hermanos Hugo y Anggi Espino Lucana, como reveló una investigación de La República.

El Decreto de Urgencia 102-2021 se emitió después que el alcalde de Anguía visitara varias veces al presidente Castillo mantuviera reuniones con el exministro de Vivienda, Geiner Alvarado. En las mismas fechas previas a la emisión del decreto, el amigo del burgomaestre Nenil Medina, el empresario Hugo Espino Lucana, también se entrevistó en reiteradas oportunidades con la cuñada del jefe del Estado, Yenifer Paredes Navarro.

Yenifer Paredes había trabajado como funcionaria para el alcalde Nenil Medina, y luego se sumó a la empresa de su amigo Hugo Espino, quien también había prestado servicios para la alcaldía de Anguía.

Hugo Espino contaba con dos empresas, JJM Espino Ingeniería & Construcción y Destcon Ingenieros & Arquitectos, esta última a nombre de su hermana, Anggi Espino Lucana, quien ya confesó que Hugo Espino era el que manejaba la compañía de fachada.

El 10 de setiembre del 2021, JJM Espino Ingeniería & Construcción ganó un contrato de 3,8 millones de soles de la Municipalidad Provincial de Cajatambo. Y el 25 de noviembre del mismo año, Destcon Ingenieros & Arquitectos obtuvo la buena pro de la Municipalidad Distrital de Anguía para un proyecto de 3 millones de soles.

Papel. Ministro Geiner Alvarado firmó decreto de urgencia. Foto: Félix Contreras/La República

Para la Fiscalía de la Nación existió una concertación de los implicados para favorecer a las constructoras de los hermanos Espino Lucana, amigos de la familia presidencial, y a otras empresas de sus allegados en proceso de identificación.

A primera vista, parece no existir una relación entre las licitaciones de Cajatambo y Anguía, pero sí la hay. En la primera, uno de los integrantes del comité de adjudicación, Viviana Alcántara Montes, también participó en el segundo proceso. En ambos casos ganaron los contratos los hermanos Hugo y Anggi Espino Lucana.

Relaciones interesadas

La Fiscalía de la Nación presume que Viviana Alcántara Montes tendría vínculos de amistad con Yenifer Paredes Navarro y Hugo Espino Lucana, quienes laboraron en el municipio distrital de Anguía entre 2019 y 2021. Yenifer Paredes fue funcionaria y participó en varias licitaciones de Anguía y Hugo Espino fue contratado por dicho municipio para consultorías.

Además de los 9,6 millones transferidos mediante el Decreto de Urgencia 102-2021, el presidente también dio el visto bueno para transferir fondos al municipio de Anguía con la finalidad de financiar la construcción de un camino que une a varias comunidades, entre ellas Chugur, donde reside la familia del jefe del Estado.

El 5 de octubre del 2021, sin licitación, mediante contratación directa, el alcalde de Anguía adjudicó la obra de 19,5 millones de soles a dos empresas, Ibervial y Grupo Constructor Parasol. El dueño de la primera tiene un condena por corrupción y le debe 5,9 millones a la Sunat, y la segunda dio como dirección un local abandonado en Ventanilla, como informó La República.

Tus amigos son mis amigos

Las bases para la adjudicación del proyecto las elaboró el funcionario de la Municipalidad de Anguía Orlando Coronel Vásquez, un personaje de trascendencia en la trama de presuntas licitaciones fraudulentas.

Orlando Coronel conoció en la Municipalidad de Anguía a Yenifer Paredes y Hugo Espino. Incluso la cuñada del presidente integró como suplente los comités donde se encontraba Coronel.

Este funcionario, Orlando Coronel, dio la buena pro a cinco contratos de Anguía financiados por el decreto de urgencia de Pedro Castillo, entre ellos el proyecto de 3 millones que ganaron los hermanos Espino Lucana. Y fue también Coronel, quien redactó las bases de la sospechosa contratación directa de Ibervial y Grupo Constructor Parasol, para la construcción del camino de 19,5 millones de soles.

La Fiscalía de la Nación investiga 10 contratos de supervisión y ejecución de obras otorgados por la Municipalidad Distrital de Anguía, por 29,7 millones de soles. Si a este monto se le suma los 3 millones 876 mil 061 soles de la adjudicación de la Municipalidad Provincial de Cajatambo, tenemos que se encuentran bajo sospecha contratos por 33,6 millones de soles.

El presidente Pedro Castillo, como jefe de una presunta organización criminal, estaba plenamente informado de la actuación de su cuñada Yenifer Paredes Navarro, quien actuaba como operadora, según la Fiscalía de la Nación.

El modus operandi

“La presunta organización criminal estaría orientada a dirigir licitaciones irregulares a determinadas empresas, como es el caso (de las constructoras) de los hermanos Hugo y Anggi Espino Lucana, JJM Espino Ingeniería & Construcción y Destcon Ingenieros & Arquitectos”, señala la resolución judicial que dispuso la detención del alcalde de Anguía, Nenil Medina, de Yenifer Paredes y de Hugo y Anggi Espino Lucana.

“Hugo Espino Lucana logró tener acceso a altos funcionarios del Estado a fin de concertar y beneficiarse con la buena pro de obras públicas en diversos distritos y anexos de la provincia de Chota (Cajamarca), donde además tiene su origen el presidente de la República, así como ganar licitaciones de manera fraudulenta en otras provincias y departamentos, como en la provincia de Cajatambo”, añade el documento.

Círculo íntimo. Yenifer Paredes y Hugo Espino se conocieron en el municipio de Anguía, cuyo alcalde, Nenil Medina, le adjudicó una obra de 3 millones de soles a su hermana, Anggi Espino. Foto: composición LR/ AFP

“Todo ello por intermedio de Yenifer Paredes Navarro, cuñada del presidente de la República, quien coordina con el mismo (Hugo Espino Lucana) la participación de empresas de fachada, (las que recibían) las adjudicaciones de las licitaciones públicas fraudulentas”, precisa la resolución judicial.

Bajo las pesquisas de la Fiscalía de la Nación también se encuentran las empresas que formaron consorcio con la compañía de los Espino Lucana, Destcon Ingenieros & Arquitectos, que ganó la buena pro del proyecto de 3 millones de soles. Esas firmas son Ingeniería en Construcción Solís, Constructora y Consultora D&M y Constructora Consultora & proyectistas Asociados J & X Gonzales. Ninguno de sus representantes quiso dar su versión a La República sobre su sociedad con la constructora de los Espino Lucana, ambos en la actualidad detenidos.

Con los fondos autorizados por el presidente Castillo, el alcalde convocó a cinco licitaciones, una de las cuales ganaron los Espino Lucana.

Las otras cuatro fueron adjudicadas a compañías que durante la gestión del alcalde Nenil Medina, que se inició en 2019, ya habían ganado contratos. Es decir, son conocidas de Medina. Estas son, entre otras: Asiel Ingeniería & Construcción, Empresa Constructora & Servicios Generales Akunta, Constructora Santalia.

La sospecha de la Fiscalía de la Nación es que la cadena de mando funcionó de la siguiente manera:

-El presidente Castillo dispuso los fondos para financiar los contratos del distrito de Anguía,

-Yenifer Paredes y Hugo Espino buscaron y concertaron con empresas de sus allegados, para que se presenten a los procesos de licitación.

-El alcalde de Anguía, Nenil Medina, dispuso que el funcionario Orlando Coronel Vásquez, participara en todas las licitaciones para asegurar que ganaran los contratos las empresas confabuladas.

Orlando Coronel también elaboró las bases de la adjudicación de una obra de 19,5 millones de soles, a la medida de las compañías Ibervial y Grupo Constructor Parasol. Empresas de amigos, algunas con antecedentes sospechosos, otras de fachada o simulación, para la Fiscalía hubo una repartija de obras públicas.

Dinero de hermanos Paredes es “coima”

Según la resolución judicial que ordenó la detención de Yenifer Paredes Navarro, sus hermanos David y Walter Paredes Navarro también sería parte de la presunta organización criminal que fraguó licitaciones de obras públicas.

Como es público, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) reportó al Ministerio Público que los cuñados del presidente Castillo, David y Walter Navarro, suministraron 90.000 soles a los hermanos Hugo y Anggi Lucana, cuyas empresas participaron en las contrataciones convocadas por las municipalidades provincial de Cajatambo y la distrital de Anguía.

La resolución judicial señala que los 90.000 soles serían parte de una “coima” para conseguir la buena pro de las obras públicas. Por este hecho, es probable que las autoridades dispongan la detención preliminar de los hermanos David y Walter Paredes Navarro.

También se resalta que la primera dama Lilia Paredes fue quien autorizó el ingreso de Hugo Espino a Palacio de Gobierno.

El dato

A la orden. El exministro de Vivienda y Construcción, y actual titular de Transportes y Comunicaciones, Geiner Alvarado, se puso a disposición de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides.

Señalado. Geiner Alvarado rechaza que se le impute pertenecer a una organización criminal para otorgar obras públicas a empresas relacionadas con familiares o allegados del presidente Pedro Castillo.