MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí las incidencias de la jornada de esta segunda vuelta
Política

Investigado por corrupción gana elección en Tacna

Desde el encierro. El exalcalde de Tacna es investigado desde el 2016 por la Fiscalía por el caso “Los limpios de Tacna”. En 2018 fue enviado al penal y en 2019 fue liberado. Alega inocencia y buscaría revertir orden judicial.

Impedimento. Torres Robledo no pudo acudir a votar ayer por la orden de detención domiciliaria. Foto: La República
Impedimento. Torres Robledo no pudo acudir a votar ayer por la orden de detención domiciliaria. Foto: La República
Liz Ferrer Rivera

Los sondeos de boca de urna de la encuestadora Cadena Radial Sur Peruana S.A. y de Ipsos Apoyo, revelaron la tarde de ayer que el exalcalde de la provincia de Tacna, Luis Torres Robledo, ganó la elección al gobierno regional. El primer sondeo le dio un 30.41% , la segunda 29.7%. Torres recibió la noticia en su domicilio, desde donde ha realizado toda su campaña electoral debido a la orden judicial de detención que existe contra él.

Torres de 67 años de edad, lleva casi dos años bajo ese mandato el cual surgió por pedido de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Tacna. Ese despacho investiga a Torres desde 2018 y lo señala como el presunto líder de una organización criminal denominada “Los Limpios de Tacna”, dedicada a la venta irregular de predios de la municipalidad, direccionamiento de licitaciones y otras irregularidades.

El caso “Los limpios”, ha sido la cruz de Torres desde aquel año. Primero, en noviembre del 2018, fue detenido de forma preliminar en un megaoperativo, cuando postulaba por primera vez a la gobernación. El juzgado dictó prisión preventiva para Torres (que había renunciado al cargo de alcalde), sus exregidores y exfuncionarios. Pasaron Navidad y Año Nuevo en los penales de varones y de mujeres de Tacna.

En enero del 2019, Torres logró revocar la medida y desde entonces no ha podido zafarse de la sombra de “Los limpios”. Aunque en el transcurso de los años, varios de los investigados lograron su libertad condicional o bajo pago de caución. Torres y otras tres personas están en arresto domiciliario.

El exalcalde niega ser corrupto. Señala que las ventas de predios que se realizaron en su tercer periodo fueron legales y bajo el visto bueno de sus funcionarios de confianza. Como argumento, recuerda que el Tribunal Superior de Responsabilidades Administrativas de la Contraloría anuló sanciones a cinco funcionarios involucrados.

Por su parte, la Fiscalía tiene entre sus argumentos escuchas telefónicas a los exregidores y dirigentes de las asociaciones involucradas. De hecho, fue por estos últimos que surgió la investigación. La municipalidad le vendió a la asociación Los Chaskis I un terreno de 19 hectáreas en 2016 a precio social, sin tener esa categoría.

En diciembre del 2017, el concejo aprobó la anulación de la venta por observaciones de la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales. Entonces, Alfredo Chamorro Zevallos, dirigente de los Chaskis, a modo de advertencia declaró en la prensa que había entregado dinero a un grupo de regidores.

La Fiscalía oyó la noticia y empezó, con orden judicial, la grabaciones de las llamadas de Chamorro y regidores. En 2018 ya tenían cientos de escuchas telefónicas y en ellas los exconcejales usaban sobrenombres para referirse a Torres y señalarlo como una especie de líder. En las audiencias de prisión los involucrados negaron todo.

Torres aseveró que ser gobernador era uno de sus últimos sueños como político. Ha sido alcalde tres veces en la provincia de Tacna y se considera un político práctico, que puede sacar con “coraje” la región adelante. Afirmó que de ser electo, buscará por todos los medios legales revocar la detención y ejercer el cargo.

Fiscalía cuestiona detención domiciliara de Torres

El juzgado dio detención domiciliaria a Torres debido a la condición de persona vulnerable a la Covid-19. La fiscalía en setiembre cuestionó que Torres tuviera más de 300 visitas en un año, además de reuniones sociales y los más grave, reunirse con familiares de coimputados y testigos del caso Los limpios.

Torres ayer se defendió advirtiendo que el juzgado no ha colocado un límite de visitas, y que las reuniones sociales eran solo con familiares. Sobre el ingreso de personas involucradas en el caso por el cual es investigado, respondió que en su domicilio él posee una bodega de vinos y piscos. Por ello-dijo- muchas personas ingresan a esa área de su vivienda, de la cual él no tiene control.