EN VIVO - Claudio Pizarro: sigue aquí el partido de despedida del ‘Bombardero de los Andes’
Política

Denuncian un nuevo caso de abuso sexual en el Congreso

Fiscalía. Asesor de la parlamentaria Katy Ugarte violó a una joven. Y congresista Freddy Díaz, acusado de abusar de una de sus colaboradoras, sigue no habido.

Desapareció. El congresista Freddy Díaz no ha sido visto en ninguna actividad pública desde que se presentó la denuncia. Foto: Congreso
Desapareció. El congresista Freddy Díaz no ha sido visto en ninguna actividad pública desde que se presentó la denuncia. Foto: Congreso
César Romero

Otro escándalo remece el Congreso. A la denuncia contra el congresista Freddy Díaz Monago se sumó anoche un nuevo caso de presunto abuso sexual cometido esta vez por un servidor del Parlamento.

Se trata de Rafael Eduardo Franco Moreno, asesor de la parlamentaria Katy Ugarte Mamani (Bancada Magisterial), la misma que condenó el hecho a través de un comunicado.

“(...) Apenas tomé conocimiento de esta denuncia a través de los medios de comunicación, he decidido concluir la relación laboral con el señor Rafael Eduardo Franco Moreno, con fecha 28 de julio, por lo que espero que estos hechos imputados sean esclarecidos por las autoridades, conforme a ley”, señaló Ugarte en el comunicado divulgado en redes sociales.

Franco Moreno laboraba como asesor II del despacho de la parlamentaria. Luego de ser interrogado en la comisaría de Jesús María, el exasesor parlamentario fue trasladado al tercer despacho de la Tercera Fiscalía Corporativa Especializada. Hasta anoche no se sabía el destino que tendría el detenido.

De acuerdo con fuentes policiales, una joven denunció a Rafael Franco de amenazarla con un arma de fuego para luego ultrajarla en un hostal del distrito limeño de Lince.

Caso Díaz Monago

De otro lado, por la mañana se conoció que el despacho de la fiscal Zoraida Ávalos inició investigación preliminar al congresista de Alianza para el Progreso (APP) Freddy Díaz Monago por la presunta violación sexual a una persona en estado de inconsciencia, que se habría producido la madrugada del miércoles último, en la sede del Parlamento.

De acuerdo con una reciente modificación constitucional, la fiscalía ya no requiere autorización previa del Congreso para investigar a un congresista por delitos comunes cometidos en el ejercicio de sus funciones.

Congresista recientemente desafiliado de APP se encuentra no habido tras denuncia en su contra. Foto: difusión

De acuerdo con la denuncia que la víctima presentó a la policía, la noche del 26 de julio, ella y el congresista se encontraban en las oficinas del jirón Azángaro hablando sobre temas laborales y revisando documentos, mientras ingerían bebidas alcohólicas, hasta aproximadamente las 2:00 horas del 27 de julio.

Luego, ya no recuerda nada hasta las 4:00 de la mañana en que despierta y tenía el vestido levantado, el brasier roto, sangre en la nariz y ardor en sus partes íntimas.

En esta circunstancia, pide ayuda a un amigo que llega a buscarla a las oficinas del jirón Azángaro, en compañía de un efectivo policial, quien encuentra un preservativo en el baño.

En todo momento, dice la víctima, se encontraba mareada, desorientada y no recordaba nada de lo sucedido.

Fiscalía ya no requiere autorización para detención

Según la Ley 31118, que modificó el artículo 93 de la Constitución Política, en el gobierno del presidente Francisco Sagasti, los congresistas, los magistrados del Tribunal Constitucional y el defensor del Pueblo ya no gozan de inmunidad de procesamiento ante delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones.

Dicha norma estableció que estos casos será asumidos por la Corte Suprema de Justicia y con la Segunda Fiscalía Suprema Penal. Para delitos cometidos antes de asumir el cargo, es competente un juez penal ordinario y un fiscal provincial.

Con esta modificación, tampoco se requiere permiso del Congreso para que en caso la fiscalía lo solicite, un juez ordene detener a un congresista.

Canales de ayuda

Si usted ha sido o conoce a alguien que fue afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, puede comunicarse de manera gratuita a la Línea 100, creada por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, del Gobierno peruano.

Además, la Línea 100 posee la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. El servicio atiende las 24 horas, todos los días del año, incluso feriados.