Política

Mirtha Vásquez defiende a rondas campesinas por caso Eduardo Quispe: “Ellos no cometen secuestro”

La extitular de la PCM aseveró que la intervención cometida contra los periodistas de “Cuarto poder” correspondía a una “retención” y no a un secuestro, como afirmó el ministro del Interior, Mariano Gonzáles.

Mirtha Vásquez
Política LR

Mirtha Vásquez, exprimera ministra del Gobierno de Pedro Castillo, se pronunció respecto a las acciones cometidas por la ronda campesina de Chadín contra el periodista Eduardo Quispe y su equipo de trabajo la noche del miércoles 6 de julio. Ante ello, la abogada negó que se tratase de un caso de secuestro, pese a que así lo señaló el ministro del Interior, Mariano Gonzáles.

Vásquez precisó que lo que habrían experimentado los hombres de prensa era una “retención”, ya que las organizaciones rondiles están excluidas del delito señalado por el jefe del Mininter. “Eso explícitamente está en el acuerdo plenario en el punto 3 (...) donde se señala que las rondas no cometen secuestro”, afirmó en una entrevista para Canal N.

Según la abogada, “el secuestro es un delito que implica una condición de que se actúe privando de la libertad sin ningún tipo de facultad ni motivo. “Facultad”, y la ronda si tiene una facultad reconocida”.

La exfuncionaria explicó que el Estado “había reconocido a las rondas campesinas y a las comunidades indígenas como expresión de la diversidad cultural”. Por ende, estas agrupaciones tenían la facultad de “incluso proceder con las retenciones de las personas”, que, según lo que explica Vásquez, es lo que habría sucedido con Quispe y su equipo periodístico.

Además, la extitular de la PCM intentó normalizar el hecho indicando que se trataba de “una práctica que hacen constantemente”. “A mí me han retenido dos veces, siendo de Cajamarca, y siendo defensora de rondas”, enfatizó.

Vásquez se basa en el acuerdo de la sesión plenaria, el cual resulta de la reunión de todos los jueces del Perú, en el que se indica que “se rechaza liminarmente la imputación de delito de secuestro, puesto que el rondero procede a privar de la libertad como consecuencia de ejercicio de la función jurisdiccional”.

No obstante, dijo que sí cabe realizar una investigación en este caso para corroborar las amenazas a las que fueron expuestos los dos periodistas del dominical y en ese sentido, pidió que se escuchen ambas partes del hecho.

Lazy loaded component