VRAEM - Reportan muerte de 2 miembros de las FF. AA. en enfrentamiento contra terroristas
Política

Suspendieron a embajador José Boza e ignoraron informe a su favor

En la Cancillería. Comisión disciplinaria emitió informe exculpatorio y recomendó limitar la sanción a un mes de suspensión; sin embargo, fue sancionado por 9 meses.

Caso. José Boza anota que nunca antes se prescindió del informe de la Comisión de Disciplina. Foto: difusión
Caso. José Boza anota que nunca antes se prescindió del informe de la Comisión de Disciplina. Foto: difusión
Elizabeth Prado

José Boza, embajador, vive hoy una injusticia que no termina y que se agrava por su estado de salud. Fue incriminado, sin ninguna prueba, en una grabación al exembajador del Perú en Israel Fortunato Quesada, en el 2018.

Boza dice que el vicecanciller Luis Chávez no tomó en cuenta el informe exculpatorio de la Comisión Disciplinaria emitido a su favor en setiembre del 2021 y en el que recomienda limitar la sanción a un mes de suspensión por negligencia, y decidió de manera arbitraria imponerle nueve meses.

Boza indica que le achacan negligencia por no haber controlado la situación, aun cuando él no se encontraba en Israel sino en Lima.

Refiere que las dos únicas personas que se encontraban en esa embajada y que cometieron faltas graves, sancionadas en su oportunidad, fueron Fortunato Quesada y Pedro Rubí.

“Nadie obligó a Fortunato Quesada a ser abusivo y maltratar a la gente, nadie obligó a Pedro Rubí a grabar los abusos y la gritería del otro y que lo difundiera por la prensa. Fue voluntad propia de cada uno de ellos hacerlo”, sostiene.

Y agrega que Pedro Rubí se dio con la sorpresa de que así como grabó también él fue grabado por el chofer de la embajada. En el audio dice que quiere que la opinión pública conozca este comportamiento en la embajada, así se descubre que él fue la fuente de información a la prensa; también quedó identificado como el organizador de la acusación pública.

“Su mecanismo de defensa en ese momento fue publicar su apelación en las redes sociales. Ahí dijo que él fue ordenado por el viceministro de entonces, por el jefe de gabinete de entonces, que era yo, para que recurra a la prensa. Era un invento que fue descartado completamente por la instancia revisora, y su apelación fue desestimada”, explica.

Para José Boza, “la conducta del viceministro Luis Chávez da la impresión que de alguna forma está dirigida o tuvo el interés de minimizar la responsabilidad de estas personas”.

Asimismo, menciona que cuando Chávez arguye el prestigio institucional, hay que recordar que esto se produjo cuando se había celebrado en Lima la Cumbre de las Américas contra la corrupción. Y uno de los acuerdos firmados fue sobre políticas de tolerancia cero frente a actos de abuso laboral, acoso sexual y corrupción.

Recurre al Poder Judicial

El embajador José Boza decidió acudir al Poder Judicial: “Lo que he hecho es salir del ámbito de la Cancillería y recurrir al PJ en un proceso contencioso administrativo. Lo que está haciendo Quesada es presentar por enésima vez un hiperrecurso para que se empiece de cero. El caso terminará en algún momento, no se puede inventar figuras para seguir reclamando”.