Desde las alturas de Caylloma al Congreso

Es candidato al Congreso en la lista de Perú Posible de Arequipa. Su bandera, reivindicar al agro y ganadería. No la tiene fácil. Las encuestas tienen muy relejada a la chakana de Toledo.

22 Feb 2016 | 7:37 h

Caylloma - Arequipa.

Bajo un cielo limpio, tres sillas esperan delante de la casa de quincha y adobe de Flavio Quispe Quispe. Esta mañana de viernes su hijo, Fredy Quispe Ydme, candidato al Congreso por Perú Posible,  llega con dos  periodistas. Don Flavio degolló la mejor alpaca para agasajar a los visitantes. Después de trepar los 4,300 metros de altura en dos horas de viaje desde Arequipa llegamos a Tocra, distrito de Yanque en la provincia de Caylloma y lugar de nacimiento de Fredy.

PUEDES VER: Electores podrán conocer su local de votación a partir del 2 de marzo

Al verlo llegar, Flavio cruza el bofedal y va al encuentro del tercero de sus cuatro hijos. Se abrazan. Ocupado con los quehaceres de la campaña, Fredy estos días no tuvo tiempo de visitar a sus padres. Es la primera vez que quiere ocupar un cargo de elección popular. Aspira llegar al Congreso para promover el agro y ganadería. Dice que las leyes de ahora no benefician al campo. Más bien hay muchas trabas, añade el candidato chacano que postula con el 4, y es consciente del camino difícil para llegar al Parlamento. Alejandro Toledo, su líder, ya casi  no figura en las encuestas y quedan siete semanas para la elección

Fredy nació hace 33 años en un cobertizo rodeado de alpacas y llamas. Su madre, Jovita Ydme Cayllahua, sintió los dolores cuando pastaba a sus animales. La auxilió una partera.

Jovita, la madre, viste un colorido traje típico de la cultura Cabana. Describe a Fredy como un niño tranquilo, un tanto relajado en los estudios, pero responsable con las misiones encomendadas.

"Diario le daba 20 céntimos de propina para que vaya al colegio, Nunca los gastaba. Más bien con lo que ahorraba nos traía golosinas o cualquier presente para la familia",

A los seis años, Fredy partió hacia Arequipa para continuar sus estudios primarios.

Luego se inclinó por la Administración de Servicios de Hotelería y Turismo. Por las noches, trabajaba de recepcionista en un hotel.

Al regresar a su pueblo natal, Fredy trabajó como guardaparques voluntario. Corría el año 2004.  Luego vendría otro reto más interesante.

DIRIGENTE ALPAQUERO

"Mi padre me llevaba siempre a las reuniones de la comunidad en Arequipa o en Lima. Fui aprendiendo a efectuar gestiones ante el gobierno. Él (padre) siempre me inculcaba una idea de superación", cuenta Fredy.

Precisamente en una de esas reuniones la comunidad de Tocra le confió a Fredy la presidencia de la Asociación de Criadores de Alpacas y Llamas del anexo de Tocra. Era el año 2005 y solo tenía 23 años.

Con la ayuda de su primo Moisés Quispe trabajaron para que la fibra de alpaca se comercialice a mejor precio. Consiguieron el financiamiento internacional para construir un centro de acopio de fibra de alpaca en su distrito.

En 2006, lo nombraron tesorero de la Asociación Zonal de Criadores de Camélidos Andinos Chalhuanca Yanque Colca-Camel. Con esta institución Caylloma ingresó al programa nacional Compras Mi Perú  para  proveer chompas escolares hechas con fibra de alpaca destinadas a Arequipa, Cusco, Trujillo, Lima, Huancayo y Ayacucho.

En 2009, asumió la presidencia de Alpaqueros Asociados en la Provincia de Caylloma (Alpacay). Con esta empresa organizó la unión de los distritos cayllominos para el acopio de la fibra de alpaca y comercializarla en mayores cantidades.

"Presentamos muchos proyectos para que la fibra se exporte, pero todo quedó en nada en el Gobierno Central. Faltó voluntad política", dice con cierta molestia.

OTROS IMPULSOS

El año 2012, asumió la presidencia de la Federación Regional de Alpaqueros de Arequipa. Culminó su periodo en el 2014, pero fue reelegido el 2015 para un nuevo periodo de tres años.

"Se impulsó la unión de las provincias de Castilla, La Unión, Condesuyos y Arequipa para crear estudios de una planta procesadora, campañas antiparasitarias. Tenemos desde hace dos años un proyecto con código Snip por 10 millones para el manejo, producción y comercialización de los derivados de la fibra de alpaca, pero está entrampado en el gobierno regional", relata.

En enero de este año el dirigente pegó el salto nacional. Fue elegido como vicepresidente de la Sociedad Peruana de Alpacas y Llamas del Perú. Quiere impulsar el seguro alpaquero y dar mayor viabilidad a la norma de reposición de alpacas por friaje, para lo cual el gobierno destina S/. 9 millones.  

Te puede interesar