Conflicto social amenaza inicio de operaciones en Las Bambas

Reclamo. Dirigentes piden solución a sus reclamos antes que MMG empiece a explotar yacimiento de cobre. 

Reclamo. Dirigentes piden solución a sus reclamos antes que MMG empiece a explotar yacimiento de cobre. 

Un grupo de campesinos de la provincia Cotabambas, región Apurímac, se movilizó hasta las cercanías de la mina Las Bambas en el distrito de Challhuahuacho, luego de tomar conocimiento de que la minera empezaría la explotación a pesar de que la mesa de diálogo, instalada en setiembre de 2015, todavía no ha resuelto los reclamos de las comunidades adyacentes.

PUEDES VER: Humala: Las Bambas será un polo de desarrollo en Apurímac

Los campesinos llegaron a la zona de Molinopampa, a dos kilómetros de la vía de acceso al complejo minero, para intentar conversar con el presidente Ollanta Humala, quien había llegado al lugar en una "visita técnica".

Los dirigentes dijeron que no es posible que el gobierno respalde una iniciativa cuando el conflicto social no ha sido resuelto del todo. Una gran cantidad de policías resguardaban el yacimiento de cobre más grande el país y el segundo más grande del mundo.

Ronald Bello, presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Cotabambas, refirió que la población exige la atención a su pliego de reclamos, que van desde puestos de trabajo para mano de obra calificada y no calificada local a que la compañía minera entregue a las comunidades el 10% de sus utilidades para obras. 

Asimismo, piden la instalación y ampliación de viveros forestales en las 33 comunidades, pago por uso de agua del río, capacitación a jóvenes, informe sobre la instalación de las plantas procesadoras en cabeceras de cuenca, entre otros.

Bello sostuvo que en los siguientes días las comunidades campesinas de la zona de influencia de Las Bambas tomarán una decisión sobre cómo actuarán para evitar el inicio de la explotación mientras no haya solución a sus pedidos.

Apoyo del Gobierno

El proyecto minero Las Bambas, de la empresa MMG, demandó una inversión aproximada de $ 10 mil millones. 

Ayer, el presidente Humala llegó al yacimiento, donde destacó que este proyecto será un motor de desarrollo para Apurímac y el Perú. También dijo que colocará a nuestro país como el segundo mayor productor de cobre del mundo.

Agregó que este complejo ha realizado tres embarques de prueba antes de entrar en operaciones. De igual forma, destacó el uso de tecnología moderna. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO