Fujimoristas dan distintos números sobre tarjetas y asistentes al cóctel

Contradicciones. Cantidades sobre asistentes a la velada del 21 de diciembre no se corresponden con el monto que Fuerza Popular reportó como recaudación ante la ONPE. Keiko Fujimori se allana a proceso de verificación.

13 Feb 2016 | 2:30 h

Ni ellos lo saben. El congresista y candidato a la reelección Rolando Reátegui afirmó que asistieron 610 personas al cóctel del 21 de diciembre. Luego su colega de bancada Héctor Becerril afirmó que fueron  como mínimo 800 los invitados. Y ayer la candidata Keiko Fujimori precisó que en realidad concurrieron 650.
 
 
La definición de la cifra de asistentes es importante porque, según lo reportado por Fuerza Popular ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), en la velada el partido fujimorista consiguió recaudar 710 mil 419 soles con la venta de tarjetas a 350 dólares cada una.
 
Si se vendieron 610 tarjetas, como dice Reátegui, entonces la recaudación debió sumar 747 mil 250 soles. O 796 mil 250 soles, si fueron 650, como señala la candidata Fujimori. O 980 mil soles, si se vendieron 800 tarjetas, como mencionó Becerril. 
 
En ninguno de los casos las cifras coinciden con lo que informó Fuerza Popular a la ONPE: 710 mil 419 soles.
 
El comediante y músico Pablo Villanueva Branda, “Melcochita”, quien asistió al cóctel del 21 de diciembre, afirmó que no cobró nada por el espectáculo que ofreció en la velada.
 
“Yo fui como invitado, fui totalmente gratis. La gente se tomaba foto conmigo. Incluso la misma Keiko Fujimori se tomó una foto conmigo”, relató “Melcochita” a La República.
 
Aparentemente los fujimoristas no hicieron mayores gastos para la realización del cóctel, a decir del candidato Rolando Reátegui, quien afirmó que el local donde se hizo el cóctel lo cedió un simpatizante y no se alquiló mobiliario porque las personas comieron de pie. 
 
“No había mesas, fue un buffet donde había comida, el local nos lo donaron, estuvimos parados conversando, comíamos parados. Se contrató gente residente en Lima que sabe tocar quenas, tambores y que armó la jarana. Optimizamos costos”, alegó Reátegui.

Cifras Distintas

Fuerza Popular reportó como ingresos en enero de este año el monto de 1 millón 700 mil soles; por lo tanto, lo recaudado en el cóctel representa el 41,8 por ciento del total. 
 
Luego de que La República informó que la ONPE requerirá a Fuerza Popular información sobre el cóctel, lo que incluirá la identidad de los que compraron las tarjetas de 350 dólares, la candidata Keiko Fujimori alegó que no estaba obligada a dar los nombres pero que lo haría.
 
“No es un requisito que la ONPE exija a los partidos políticos (dicha información), pero si fuese así, estoy segura de que la tesorera del partido podrá informar”, arguyó en Chivay, Arequipa, donde se encuentra en campaña proselitista.
 
Por si acaso, Fujimori adelantó que los que adquirieron las tarjetas no estaban obligados a presentarse. 
 
“Ahora, hay algunas personas que compran sus tarjetas, pero no necesariamente asistieron, porque el objetivo de muchas personas que participan o que ayudan es el afán de colaborar. Todo el proceso de organización del cóctel está bancarizado”, apuntó la candidata presidencial.
 
La relación de compradores de tarjetas es de especial importancia para el proceso de verificación que emprenderá la ONPE, porque con esa información se comprobará si efectivamente las personas que aparecen en la lista pagaron los 350 dólares.
 
A pesar de los cuestionamientos a la modalidad de recaudación, los fujimoristas harán otro cóctel en el mismo lugar el 16 de febrero.

La idea es no identificar a los aportantes

Keiko Fujimori coincidió con el candidato a la reelección por Fuerza Popular Rolando Reátegui en que no es obligatorio identificar a los donantes que compraron las  tarjetas del cóctel. 
 
Recientemente, La República reveló que LVF Liberty Institute, la entidad que aportó 220 mil 608 soles a la campaña de Fujimori, fue constituida exprofesamente en Delaware, Estados Unidos, con la finalidad de no identificar a los aportantes. 
 
El peruano Juan Luna Frisancho, quien constituyó la firma en el extranjero bajo la modalidad de “off shore”, reconoció que lo hizo para transferir donaciones a Fuerza Popular de personas que no deseaban ser identificadas.
 

Te puede interesar