Alfredo Barnechea: El candidato que aspira a ser un nuevo Belaunde

Alfredo Barnechea sueña con convertirse en una reedición del fundador de Acción Popular. Fue amigo de Víctor Raúl Haya de la Torre y salió elegido diputado por el APRA en 1985, pero se alejó del partido desilusionado por la dirección que había tomado el régimen de Alan García. Se declara un "socialdemócrata instintivo".

Alfredo Barnechea sueña con convertirse en una reedición del fundador de Acción Popular. Fue amigo de Víctor Raúl Haya de la Torre y salió elegido diputado por el APRA en 1985, pero se alejó del partido desilusionado por la dirección que había tomado el régimen de Alan García. Se declara un "socialdemócrata instintivo".

A un político se le puede empezar a conocer preguntándole a quiénes admira.
 
Alfredo Barnechea guarda en un espacio de su memoria la vez que conoció a Fernando Belaunde, durante la inauguración del Hospital Regional de Ica, en 1965.
 
 
Era el único niño de la ceremonia y el ex presidente se acercó a saludarlo. Un detalle que el candidato recuerda como "algo sorprendente y, a la vez, halagador".
 
Aquel deslumbramiento temprano por el fundador de Acción Popular fue tomando forma con los años. Aunque, cosa curiosa, empezó su carrera política en la vereda del frente, en el APRA.
 
Barnechea se hizo amigo de Víctor Raúl Haya de la Torre. Incluso lo acompañó a una cumbre socialdemócrata en Caracas, en 1976.
 
Su "inspiración ideológica socialdemócrata, casi instintiva", y la "admiración por los mártires apristas que murieron defendiendo la democracia a lo largo del siglo XX" lo acercaron a la Casa del Pueblo.
 
Elegido diputado aprista en 1985, también fue candidato oficialista a la Municipalidad de Lima. Se alejó del partido por discrepancias con el gobierno de Alan García.
 
Barnechea se crió en política bajo el influjo de Haya y Belaunde. "Tuve el privilegio de ser amigo de los dos grandes líderes peruanos del siglo XX. Ambos pelearon mucho,  pero siento que ahora están abrazados en el sueño eterno del Perú", cuenta.
 
¿Siente alguna cercanía hacia el APRA ahora?
 
Un país es una suma de grandes contribuciones, una nación es una gran continuidad. Yo no soy marxista, nunca lo fui, y sin embargo tengo una gran admiración por los seguidores de Mariátegui. Igual, venero a los mártires del APRA, como ya le dije. Además, el pensamiento de Haya es una de las cosas perdurables que ha dado el Perú al pensamiento político.
 
¿Le parece que García es un digno representante de Haya?
 
Alan García es sin duda uno de los políticos más inteligentes que el Perú ha producido, es una persona muy culta. Eso sí, en función de la tradición socialdemócrata aprista, no entiendo sus últimas alianzas.
 

La influencia foránea

No solo Haya y Belaunde. Barnechea también se identifica con los ex presidentes Felipe González (España) y Fernando Henrique Cardoso (Brasil).
 
Sobre todo guarda especial predilección por Juscelino Kubitschek, "el auténtico creador del Brasil moderno". 
 
Kubitschek, en palabras de Barnechea, era un "constructor y un modernizador con vocación de justicia social". "Y a mí me gustaría ser el Kubitschek peruano, o el nuevo Belaunde", señala.
 
Para cumplir esa aspiración, el candidato de la lampa deberá remar desde muy atrás. Ha empezado tarde su campaña y sus rivales le han sacado una ventaja significativa.
 
Barnechea admite que le hubiese gustado arrancar desde mucho antes. Las elecciones internas en AP –"soy el único candidato elegido por voto universal y directo"– y detalles partidarios posteriores retrasaron todo.
 
No lo veo en la calle haciendo campaña. ¿O es una percepción equivocada la mía?
 
Sí y no. He tenido que dedicar mucho de mi tiempo a cerrar estructuras internas en el partido y me he quedado en Lima para usar medios nacionales, porque somos un partido de pocos recursos. Pero sí he salido a provincias, a Quillabamba para hablar del gas. Y a partir de este fin de semana, empezaré a recorrer todo el país, pueblo por pueblo, empezando por el sur andino.
 
La promesa de renegociar el contrato firmado con el Consorcio Camisea puso a Barnechea en la agenda. El propio presidente Ollanta Humala salió a anunciar, de manera sorpresiva, que el Perú estaba buscando mejores condiciones. Con ese episodio, el candidato tuvo la oportunidad de demostrar su competencia, incluso en áreas muy técnicas.
 
Esta es una cualidad reconocida por miembros de AP y de otras agrupaciones.
 
Es uno de los pocos candidatos que han ofrecido una opinión inequívoca a favor de la unión civil. No teme exponer sus puntos de vista y va al frente. Al mismo tiempo, deja traslucir cierta arrogancia en sus respuestas. Hay temas que tampoco le gusta comentar porque considera que ya le preguntaron suficiente al respecto (como el audio de una conversación privada con Rómulo León Alegría). Su gran reto: abandonar el pelotón de abajo para empezar a crecer.
 

Reacciones

“La carrera electoral de Barnechea merece ser observada (...). Es el único caso de una campaña que llama la atención por los méritos del candidato”
- Mirko Lauer. Analista político.
 
“El centro político todavía no ha sido ocupado y Barnechea podría instalarse allí. Es el mismo espacio que alguna vez ocuparon Paniagua o Toledo”
- Augusto Rey. Regidor de Lima.

 

Lea la entrevista al candidato aquí: Alfredo Barnechea: “Vamos a buscar una gran revolución de clases medias”

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO