Consejo Nacional de la Magistratura ofrece acelerar procesos a jueces

Gestión. Su presidente, Guido Águila, afirma que hay autocrítica en el CNM e interés por desterrar la arbitrariedad.

24 Ene 2016 | 23:30 h

El presidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Guido Águila Grados, afirmó que su institución busca acelerar los procedimientos disciplinarios a los magistrados que requieran sanciones, a fin de fortalecer la administración de justicia en el país.
 
Refirió que entre los objetivos planteados en su gestión está la mejora de las tres funciones constitucionales que tienen para una mejor selección y nombramiento de los magistrados, con una reducción del margen del error.
 
“En los procedimientos disciplinarios, cuando haya que sancionar a algún magistrado se hará con la celeridad y la predictibilidad idónea”, subrayó.
 
Asimismo, aseguró que su gestión contempla una “evaluación integral” de las ratificaciones, que “destierre por completo la arbitrariedad” que pueda afectar la carrera de los magistrados.
 
El titular del CNM dijo que espera del próximo gobierno más apoyo presupuestal, debido a que los procesos de esta institución necesitan que estos tengan un soporte tecnológico que requiere más recursos.
 
También consideró necesario abrir los puentes de debate con el Ejecutivo y el Congreso, a fin de mejorar el desempeño de su institución.
 
“Nosotros somos los primeros autocríticos con nuestra labor, y creemos que esto puede y debe mejorar”, precisó.
 
Por otra parte, detalló que en el 2015 el CNM ha nombrado casi 1,000 magistrados a fin de reducir la provisionalidad, pero para el 2016 enfrentan un límite debido al reducido presupuesto en el Ministerio Público.
 
“Hemos tenido reuniones con el Fiscal de la Nación, que ha mostrado su preocupación por ello, pero si bien es cierto es nuestra obligación el nombramiento, nos encargaremos de que este nombramiento no sea solo en cantidad sino en calidad”, estimó.
 
Refirió además que el porcentaje ideal de provisionalidad tiene que ser el menor posible y espera que se reduzca a un solo dígito, sin embargo, dijo que se tiene que tener en cuenta que muchas veces hay magistrados con una provisionalidad y que jamás van a poder ser titulares.
 
“El sistema está diseñado para que la Corte Suprema tenga solamente tres salas y sin embargo, tiene siete, de tal manera que estamos hablando que esos magistrados que están como provisionales nunca van a ser titulares, porque son salas debidamente transitorias, nada más, y eso se repite en todos los distritos judiciales”, expresó.

Te puede interesar