Prohibición de regalos podría regir en actual proceso de elecciones

Polémica. Presidente del JNE, Francisco Távara, sostiene que el pleno de este organismo decidirá qué modificaciones a la Ley de Partidos entrarían en vigencia.

18 Ene 2016 | 1:36 h

El presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Francisco Távara, adelantó que el pleno de este organismo establecerá qué extremos de las modificaciones a la Ley de Partidos Políticos, publicadas ayer en El Peruano, tendrán vigencia en el actual proceso electoral. Sin embargo, a título personal, consideró que algunos aspectos sí podrían regir de inmediato, como la prohibición de entregar y ofrecer dinero, dádivas y regalos a los electores.
 
 
“Yo no sé qué va a decidir el pleno, pero en mi opinión eso podría entrar en vigencia para los hechos que se producen a partir de mañana (hoy lunes)”, aseveró, sin dejar de expresar su sorpresa por la promulgación tardía de esta norma
 
Ayer se publicó en El Peruano la Ley N° 30414 que modifica en varios extremos la Ley de Partidos Políticos (Ley 28094), incluyendo algunas reglas de juego como la citada prohibición para los candidatos.
 
Textualmente, la norma prohíbe a las organizaciones políticas “efectuar la entrega, promesa u ofrecimiento de dinero, regalos, dádivas u otros obsequios”, salvo que sea propaganda electoral, en cuyo caso el bien entregado no debe exceder al valor de 19.75 soles (0,5% de la UIT).
 
Fernando Tuesta, ex jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), coincide en que algunos extremos de la norma podrían entrar en vigencia y también en que el JNE tiene la última palabra.
 
Comentó que la prohibición de entrega de regalos se enfrenta a otro problema que tiene que ver con la implementación. “¿Cómo vas a perseguir a los candidatos todo el día? La ONPE tendría que armar un aparato intenso”, expresó.
 

Más reglas

Existen otras reglas aprobadas ayer y cuya vigencia será materia de un amplio debate. Tal es el caso del incremento de la valla electoral de 5% a 6% de votos válidos, para no perder la inscripción, en el caso específico de las alianzas electorales.
 
En buen cristiano, esto podría regir para las tres alianzas conformadas para el actual proceso electoral: Alianza Para el Progreso del Perú, Alianza Popular y Solidaridad Nacional-UPP.
 
Otra regla no menos controversial es el incremento del 20% al 25% del porcentaje para que los partidos o alianzas puedan designar en forma directa, sin elecciones internas, a sus candidatos para el Congreso.
 
Asimismo, la norma aprobada ayer regula con mayor precisión la designación de tesoreros para los procedimientos de los reportes financieros.
 

Gerardo Távara, de Transparencia, opina que ninguna de estas modificaciones debería regir para el actual proceso, mientras que Tuesta considera que solo podría entrar en vigencia lo que resulte aplicable.
 
“No es lo mejor, pero es la ley. Mi posición es que se tiene que cumplir con la ley, pero obviamente en lo que resulta aplicable”, refirió Tuesta.
 
El titular del JNE, Francisco Távara, adelantó que esta instancia se tendrá que pronunciar en “cada caso concreto”. 

 

Otras modificaciones

La Ley publicada ayer también especifica que un partido no debe contravenir al orden constitucional ni al sistema democrático. Asimismo, prohíbe que el fundador de un partido esté procesado o condenado por terrorismo o narcotráfico. En opinión de Francisco Távara, incluir a los “procesados” puede contravenir el principio de la presunción de inocencia.
 
Por otro lado, la inscripción de un partido será con el 4% de adherentes. Anteriormente se pedía solo el 3%. También se aprobó incrementar el porcentaje de 3% a 5% para la inscripción de una organización para los comicios municipales.
 

Una reforma accidentada

Francisco Távara, del JNE, recordó que el proceso de aprobación de las modificaciones de la Ley de Partidos Políticos tuvo un largo vía crucis. El texto fue aprobado en la primera semana de octubre del 2015, y se tardó alrededor de 20 días para el envío de la autógrafa al Ejecutivo. 
 
El presidente Humala también demoró en decidir si promulgaba u observaba esta ley. Al final, decidió devolver el texto al Congreso, sin siquiera tomar en cuenta las recomendaciones de los organismos electorales.
 
El Congreso optó por utilizar la figura de la insistencia para promulgar esta nueva Ley 30414, pero nuevamente el Ejecutivo se demoró hasta ayer para promulgarla.

 

Te puede interesar