Kuczynski y César Acuña en pugna por el segundo lugar

Tendencias. Según analistas, el candidato Julio Guzmán podría seguir escalando, mientras que la alianza del Apra con el PPC refleja resultados poco auspiciosos.

17 Ene 2016 | 3:07 h

Dos cosas quedan claras a partir de los últimos sondeos electorales: Pedro Pablo Kuczynski y César Acuña llegan a esta etapa en abierta disputa por el segundo lugar, después de Keiko Fujimori, que se mantiene en la primera ubicación. En tanto, Julio Guzmán es el candidato que dio la sorpresa, al lograr desprenderse de los candidatos llamados "pequeños" para ubicarse en el quinto lugar, con una posible tendencia a seguir subiendo, afirmaron analistas consultados por La República.
 
 
En tanto, ninguna de las encuestas evidencia un impacto auspicioso, hasta el momento, en la candidatura de Alan García, tras la decisión del Apra y el Partido Popular Cristiano (PPC) de unir esfuerzos al sumar a Lourdes Flores como postulante a la primera vicepresidencia.

PPK y Acuña

En opinión del director de Vox Populi, Luis Benavente, el escenario, hasta el final del 2015, mostraba un alto nivel de descontento en un importante sector de la ciudadanía. "Todavía hay un amplio margen de indecisos y de personas que tienen un voto volátil", reitera, pero también advierte que parte de ese sector trasladó su preferencia electoral hacia César Acuña, de Alianza para el Progreso (APP).
 
Ello no ha ocurrido con Pedro Pablo Kuczynski, quien permitió que Acuña lo alcance para la disputa por el segundo lugar. El analista David Sulmont señala que las tendencias muestran que a Kuczynski le resulta difícil salir del espacio en el que está encapsulado. 
 
Según Benavente, el candidato de Peruanos por el Kambio incurre en el error de no diferenciar su actual campaña de la del año 2011, cuando hubo una serie de novedades.
 
A su juicio, el líder de APP podría seguir subiendo, pero dependerá mucho de su estrategia y también de la capacidad de resistencia a los ataques. "Veremos cuán competitivo es y si estará en capacidad de resistir los golpes", asegura.
 

El factor Guzmán

El dato más revelador de las últimas encuestas es el ingreso de Julio Guzmán al grupo de los cinco primeros candidatos.
 
Para Luis Benavente, esto "estaba cantado", debido, precisamente, al descontento que hay en la población con los candidatos vigentes y la "gran demanda de cambio".
 
"Guzmán ahora es la novedad, es una nueva corriente, mucha gente habla de él, no sabemos hasta dónde podrá subir", sostiene y estima que dependerá de cómo se conduzca en las siguientes semanas para ver si puede competir por el segundo lugar.
 
David Sulmont destaca que Guzmán pelea el mismo caudal electoral de Kuczynski, pero tiene la ventaja de no tener cuestionamientos o dudas respecto de su candidatura, por lo que podría subir más puntos.

El dilema de Alan

Alan García ayer restó importancia a las encuestas que coinciden en ubicarlo en el cuarto lugar. "Estamos en un camino que, estoy seguro, tendrá un muy buen final", aseveró.
 
Benavente y Sulmont coinciden en señalar que la alianza con el PPC no ha generado los resultados que ambas tiendas políticas esperaban.
El director de Vox Populi apunta que García comete el mismo error de PPK. "Una campaña electoral debe diferenciarse de la otra y eso no ocurre con García", expresa.
 
Sulmont destaca que el líder aprista es el que tiene el mayor antivoto en las encuestas, por lo que dependerá mucho de las estrategias que adopte para ver si puede revertir este escenario adverso.
 

Candidatos “chicos” aún tienen opción para subir en los sondeos

En opinión de Luis Benavente, aún hay posibilidad de que alguno de los candidatos llamados "chicos" pueda subir, debido a la demanda de cambio que hay en un porcentaje significativo del electorado.
 
Por ello, candidatos como Verónika Mendoza, Daniel Urresti, Renzo Reggiardo o Alfredo Barnechea aún podrían subir.
 
El que se presenta ante una situación complicada es Alejandro Toledo, quien perdió el quinto lugar. Sulmont no descarta que el ex presidente siga descendiendo en la medida en que los electores miren las otras ofertas.
 
Si bien Keiko Fujimori tiene un sólido promedio de 30%, para Sulmont es evidente que le resulta difícil "romper ese techo", pero también destaca que en los comicios del 2011 "el techo" del fujimorismo fue inferior, alrededor de 20%.

Te puede interesar