Narco “Vaticano” sale en libertad al cumplir 22 años de condena

Capo de la droga. En las décadas de los 80 y 90, Demetrio Chávez Peñaherrera se convirtió en el mayor proveedor peruano de pasta básica de Pablo Escobar. Tenía el apoyo de los militares y del ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos.

Capo de la droga. En las décadas de los 80 y 90, Demetrio Chávez Peñaherrera se convirtió en el mayor proveedor peruano de pasta básica de Pablo Escobar. Tenía el apoyo de los militares y del ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos.

El más poderoso narcotraficante de finales de los años 80 y comienzos de los '90, Demetrio Chávez Peñaherrera (63), conocido como "Vaticano", saldrá hoy del penal Miguel Castro Castro tras cumplir su condena de 22 años de prisión.
 
 
"Vaticano" fue detenido en Colombia e inmediatamente extraditado al Perú, en junio de 1994. Para esa época era el mayor proveedor de droga del cartel de Medellín, que en ese entonces era dirigido por el narcotraficante Pablo Escobar.
 
Según las investigaciones enviaba cerca de siete toneladas de pasta básica de cocaína a Colombia para su refinación, con la complicidad de militares y hasta del entonces asesor presidencial, Vladimiro Montesinos Torres.
 

Trato con Montesinos 

En el año 1991 la policía antidrogas dirigida por el jefe de la base antidrogas de Santa Lucía, coronel Gustavo Ríos Pita, bombardeó su centro de operaciones, lo que lo desanimó de continuar con el negocio ilícito.
 
En ese entonces, el jefe de la base militar de Punta Arenas lo buscó diciéndole que su papá, un ex general en retiro, conocía a alguien que le ofrecía seguridad. Esa persona era Montesinos.
 
Ante esto viajó a Lima y conversó personalmente con él, acordando el pago de 50 mil dólares a cambio de protección. A los dos días, Montesinos provocó la separación del coronel Pita.
 
Al tercer mes se rompió el acuerdo entre ambos, luego de que Montesinos le exigiera el pago de 100 mil dólares mensuales.
 
 

Apoyo militar

Al ser capturado, Chávez Peñaherrera declaró que les pagaba 150 dólares por vuelo a los militares, además de brindarles protección para que los terroristas no ingresen al pueblo.
 
El pueblo de La Campiña, ubicado en la provincia de San Martín, era el lugar desde donde salían las avionetas con cargamentos de drogas.
 
Cada dos meses, Chávez Peñaherrera negociaba con los jefes de la base militar de Punta Arenas, la cual se encontraba a solo unos kilómetros de su centro de operaciones. 
 
Según el mismo "Vaticano", los militares incluso le prestaban retroexcavadoras y aplanadoras para que dé mantenimiento a las pistas de aterrizaje de las avionetas.
 
"Vaticano" declaró todos estos hechos en su juicio público, pero en la siguiente audiencia apareció en público con evidentes síntomas de estar drogado y desmintió toda su versión anterior
 
Montesinos nunca pudo ser juzgado ni sentenciado por los graves hechos que contó Chávez Peñaherrera.
 
Ayer, el jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Julio Magán, confirmó que Chávez Peñaherrera saldrá en libertad, luego que la 2a Sala Penal Especializada en Reos en Cárcel dispusiera, a través de una notificación, que se libere al ex capo del Alto Huallaga.
 

Viajará al  extranjero tras su liberación

"Yo no tengo nada que hacer aquí, no tengo dinero ni propiedades; me voy a ir, pero no voy a decir a nadie mi destino. Comenzaré de cero y haciendo esta vez bien las cosas", declaró Demetrio Chávez Peñaherrera, en una entrevista que le concedió a La República hace dos años.
 
También se refirió al ex asesor presidencial de Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos: "No voy a lloriquear, yo asumo que cometí delito. Nunca me he quebrado delante de las autoridades ni de la prensa para que Montesinos no se ría de mí, de que logró su venganza por no haberle pagado el monto que me pedía. Salgo libre tras afrontar mis errores".
Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO