Tratado de extradición con Francia era una prioridad de este gobierno

Recuento. Álvaro Rey de Castro, ex funcionario de RREE, lideró las negociaciones con Francia y hoy advierte un retroceso con la no promulgación de este acuerdo.

Recuento. Álvaro Rey de Castro, ex funcionario de RREE, lideró las negociaciones con Francia y hoy advierte un retroceso con la no promulgación de este acuerdo.

A fines de enero del 2013, una delegación conformada por cuatro juristas del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Poder Judicial y el Ministerio Público viajó hacia París, a fin de negociar el texto final del Tratado de Extradición con Francia.
 
Álvaro Rey de Castro, ex jefe de asuntos legales del Ministerio de Relaciones Exteriores, fue quien encabezó esta delegación y recuerda que la firma de este tratado era un tema prioritario para el gobierno del presidente Humala.
 
Tras aquel viaje, el 21 de febrero llegó a Lima el ministro de Asuntos Extranjeros de Francia, Laurent Fabius, y fue entonces que firmó el nuevo tratado de extradición junto con su par Rafael Roncagliolo.
 

La controversia

Si bien el gobierno ha optado por mantener en reserva las razones específicas por las que evitó promulgar el tratado, el premier Pedro Cateriano deslizó la versión de que no habría un trato recíproco para la extradición entre Francia y Perú.
 
Ayer el ex ministro de Justicia Daniel Figallo aludió al artículo 5 de este texto, que establece un carácter facultativo, y no obligatorio, de Francia y Perú, para extraditar a sus nacionales.
 
En buen cristiano, si Perú solicita la extradición de una persona de nacionalidad francesa, el gobierno de dicho país podría rechazar tal pedido.
 
Al respecto, Rey de Castro recuerda que este artículo fue materia de negociación y se acordó que la facultad de negar la extradición de los nacionales iba a regir en ambos países, "y no solo en Francia".
 
"El tema de no extraditar a sus nacionales es una posición política histórica de países como Francia o Suiza", explicó, además de enfatizar que el tratado vigente, que data de 1874, es más restrictivo. "El nuevo tratado ya dejaba abierta la posibilidad de extraditar a sus nacionales", apuntó.
 
El también ex presidente de la comisión negociadora de los tratados en temas de derecho penal internacional señaló que la condición facultativa de extradición que se proponía con Francia ya tiene vigencia en los acuerdos firmados con México, Italia y España.
 
Ahora, con la no promulgación del nuevo tratado, Francia y Perú no estarán obligados a procesar en sede interna a los nacionales, cuando hubo negativa de extradición.
En diálogo con La República, Rey de Castro dijo no entender por qué el gobierno evitó promulgar este tratado, pues el 19 de octubre del 2013 Humala firmó una resolución suprema que mencionaba que tal acuerdo era "conveniente a los intereses del Perú".
 

Precisiones sobre el caso Ollanta Humala

Desde un sector de la oposición se manejó la versión de que el presidente Ollanta Humala no promulgó el nuevo tratado de extradición con Francia porque supuestamente intentaría evadir a la justicia adquiriendo la nacionalidad francesa.
 
Si bien Rey de Castro evitó dar declaraciones políticas, recordó que el artículo 5 del nuevo tratado contemplaba que, en caso de que alguien adquiere la nacionalidad francesa, este gobierno evaluaría qué nacionalidad tenía el requerido en el momento en que cometió un delito.
 
Siguiendo esta lógica, cualquier peruano que incurre en delito antes de obtener la nacionalidad francesa mantendría su nacionalidad original y no le alcanzaría la protección del tratado. Pero cada caso se tendría que evaluar en forma individual.
Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO