Congreso Airlines: una radiografía sobre los costosos gastos de los legisladores viajeros

Análisis. Ojo-Publico.com revela la lista de gastos hechos por el Legislativo para que sus integrantes viajen por el mundo cubriendo invitaciones que no incluían pasajes aéreos ni viáticos, asistan a eventos poco relacionados con sus comisiones de trabajo y lleguen a ciudades turísticas y exóticas de Asia, Oceanía y África.

Análisis. Ojo-Publico.com revela la lista de gastos hechos por el Legislativo para que sus integrantes viajen por el mundo cubriendo invitaciones que no incluían pasajes aéreos ni viáticos, asistan a eventos poco relacionados con sus comisiones de trabajo y lleguen a ciudades turísticas y exóticas de Asia, Oceanía y África.

Hamer Arteaga. Ojo-Publico.com
 
En agosto del 2014 los congresistas fujimoristas Carlos Tubino y Martha Chávez viajaron a la localidad de Frascati, ubicada a casi una hora de Roma, por invitación de la International Catholic Legislators Network (ICLN), una organización conservadora fundada en el 2010 por el arzobispo de Viena. En el encuentro de cuatro días, una especie de retiro espiritual, se discutió una singular agenda: la defensa del matrimonio y la familia, el rechazo del aborto, la Unión Civil y la intensa persecución de los cristianos en el mundo. A su regreso a Lima, Tubino dijo que fue elegido para la cita por su firme posición contra el matrimonio gay.
 
 
-Estas reuniones tienen la ventaja de incluir momentos para los sacramentos y la oración, indicó el parlamentario fujimorista en su breve informe al Legislativo. Sin embargo, la organización no cubrió los gastos de la excursión religiosa de ambos funcionarios y el Congreso acabó pagando S/. 21 mil por las plegarias del almirante en retiro y de la polémica Martha Chávez, pasajes y viáticos incluidos.
 
Ojo-Publico.com –basado en las 377 resoluciones de salidas al extranjero aprobadas por la Mesa Directiva del Congreso entre julio del 2011 y junio del 2015– revela la lista completa de los gastos efectuados para que 113 legisladores, de los 130 en funciones, recorran el mundo cubriendo invitaciones de viajes internacionales que no incluían pasajes aéreos ni viáticos, asistan en algunos casos a eventos poco relacionados con sus comisiones de trabajo (religiosos, comerciales o sociales) y lleguen casi como turistas a algunas de las ciudades más exóticas de Asia, Oceanía y África.
 

 

En el 2002, el gobierno de Alejandro Toledo promulgó la ley 27619 que regula los viajes al exterior de los funcionarios públicos y, aunque no establece límites, dice que estos deben ser aprobados por la Mesa Directiva del Congreso si son de “interés nacional e institucional”. 

 
La norma indica que los servidores deben emitir su “informe de acciones y rendición de cuentas" a los 15 días del viaje. El incumplimiento implica una multa y la devolución del monto recibido sin perjuicio de acciones civiles y penales.
 
La investigación, una radiografía de los viajes de los parlamentarios del Perú en base a su portal de Transparencia, estableció que los expresidentes del Congreso, Víctor Isla y Freddy Otárola (ambos del Partido Nacionalista de Ollanta Humala), fueron los responsables de casi el 70% de las 377 salidas al extranjero de estos funcionarios desde el 2011. 
 
Dicha cantidad de viajes representó un gasto presupuestal de S/. 3 millones y la ausencia laboral de 113 representantes del Estado durante 1,668 días (cuatro años y seis meses), equivalente a casi todo un periodo presidencial en el Perú. 
 
También se concluyó que la Mesa Directiva del Congreso –siendo controlada por el nacionalismo entre el 2011 y el 2015– benefició a su propia bancada y a su principal opositor: el fujimorismo. Además permitió un gasto promedio de S/. 27 mil por legislador. 
 
Otros hallazgos, basados en este primer análisis masivo de los viajes de los congresistas, fueron sus destinos favoritos: México DF (26 viajes), Ginebra y Santiago de Chile (25), Panamá y Washington (23) y Madrid (17) y Berlín (14), así como los elevados montos gastados por los legisladores, en boletos aéreos y viáticos, para arribar a capitales remotas como Rabat (África), Canberra y Honolulu (Oceanía) y Macao, Manila y Hanoi (Asia).
 
Se identificó a José León como el legislador que más tiempo pasó recorriendo el mundo, 72 días en 11 viajes diferentes por las capitales más turísticas de América, Europa y Asia; a su colega fujimorista Ángel Neyra que recibió S/. 13 mil en viáticos para celebrar las fiestas patrias de la comunidad peruana en Nueva Jersey (EE.UU.), a Federico Pariona y Elías Rodríguez como los legisladores que debían viajar con los pasajes más baratos a China pero acabaron en vuelos que sumaron un total de S/. 31 mil; y a las comitivas que costaron más de S/. 48 mil en sus viajes a diferentes ediciones del llamado Desayuno Nacional de la Oración en el lujoso Hilton de Washington del 2013 al 2015.
 

Caravanas viajeras

Ojo-Publico.com descubrió que las mesas directivas de los nacionalistas Víctor Isla y Freddy Otárola autorizaron 144 y 115 solicitudes de viajes en sus respectivas gestiones como titulares de la Mesa Directiva del Congreso. A ellos les siguieron Daniel Abugattás (49 permisos) y Ana María Solórzano (69). De los 113 legisladores viajeros, un grupo de 14 fue el más favorecido ya que en 94 salidas del país concentraron el 30% de los S/. 3 millones gastados por el Parlamento bajo este concepto.
 
La lista la encabeza José León Rivera (Perú Posible), envuelto en un caso de incautación de cocaína en el país por alquilar su vivienda a un narcotraficante. León gastó S/. 117.5 mil en 11 salidas al exterior; Virgilio Acuña Peralta (Solidaridad Nacional) con S/. 93.6 mil en siete viajes que le permitieron conocer todos los continentes menos África; y Elías Rodríguez (APRA-Concertación Parlamentaria),  cuestionado por sus nexos con la familia Sánchez Paredes vinculada al narcotráfico, con S/. 84 mil gastados en seis viajes.
 
El ranking también ubica a las ‘caravanas viajeras’ más caras para el Estado. En mayo del 2014, siete congresistas –Virgilio Acuña, Alberto Beingolea, Lourdes Alcorta, Carlos Bruce, Víctor García Belaunde, Rolando Reátegui y José Urquizo– viajaron por siete días a la lejana Canberra, con motivo de la Liga Parlamentaria Perú-Australia. La excursión le costó S/. 108 mil al Legislativo. Un año antes, otra comitiva con igual número de legisladores –Acuña, Alcorta, Bruce, Reátegui (los mismos de la excursión antes citada) y Gladys Condori, Cecilia Chacón y Esther Capuñay– llegaron por una invitación similar a Nueva Delhi (India) a un costo de S/. 81 mil por siete días.
 
La lista de viajes individuales que más onerosa le salió al Congreso la encabeza Federico Pariona (Fuerza Popular), quien en febrero pasado gastó S/. 30 mil (pasaje aéreo más viáticos) para asistir a un evento de tecnología medioambiental en Corea del Sur por siete días. En la lista sigue el polémico José León con una excursión de seis días a la legendaria Hanoi (Vietnam) por un evento interparlamentario en abril de este año a un costo total de S/.22 mil. Igual monto se gastó el Parlamento en el viaje del aprista Elías Rodríguez al lejano oriente: Beijing y Shanghái (China) para visitar una feria comercial en julio del 2014.
 
Las historias detrás de los gastos por viajes legislativos solo han sido difundidas por escándalos políticos, como el protagonizado por el aprista Javier Velásquez y otros congresistas en una discoteca brasileña en el 2007, pero sin ser investigadas de forma integral, hasta ahora. Esta es la primera radiografía de los montos desembolsados y de los principales responsables de los viajes casi turísticas al extranjero: la Mesa Directiva del Parlamento.
 
 

Preguntas por responder

Ojo-Publico.com se comunicó con los despachos de Víctor Isla y Freddy Otárola, responsables de las mesas directivas del Parlamento que mayor cantidad de viajes autorizaron entre el 2011 y 2015, pero prefirieron guardar silencio. Tampoco los ubicamos en sus celulares. Nos comunicamos con Randa Mussallam, vocera de prensa de la bancada nacionalista en el Legislativo, y nos pidió enviarle un mensaje. Al cierre de edición no hubo respuesta.
 
Un vocero allegado a los parlamentarios dijo que la Mesa Directiva efectivamente decide si se autoriza o no un viaje, pero que esta decisión no solo es responsabilidad del titular del organismo. La aprobación se obtiene luego de la votación de los cuatro integrantes de la mesa directiva. También llamamos a Julio Rosas, José León y Virgilio Acuña. Solo contestó este último y dijo que el dinero gastado en sus viajes representa una inversión del Parlamento por sus relaciones con otros países en materia educativa y tecnológica.
 
Lea el reportaje completo en Ojo-Publico.com

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO