En el Apra y en el PPC varios dirigentes ya hablan de un posible cogobierno

Devaneos. Sin embargo, la concreción de la alianza entre ambos partidos depende de que, desde el lado del partido que fundó Luis Bedoya Reyes, se decida revertir la decisión inicial de participar en solitario en las elecciones de abril del 2016.

Devaneos. Sin embargo, la concreción de la alianza entre ambos partidos depende de que, desde el lado del partido que fundó Luis Bedoya Reyes, se decida revertir la decisión inicial de participar en solitario en las elecciones de abril del 2016.

Aunque no se ha formalizado aún, la alianza electoral entre el Apra y el Partido Popular Cristiano (PPC) parece estar más avanzada de lo que se creía, pues incluso se habla ya de un posible cogobierno a partir del 2016, según lo que este diario pudo recoger en conversaciones con dirigentes de ambas tiendas políticas.
 
 
Por ejemplo, el ex viceministro de Trabajo aprista –y casi seguro candidato al Congreso– Javier Barreda admitió que desde su partido observan con respeto la decisión que pueda tomar el PPC y que, en las conversaciones entre ambos grupos, se conversa sobre un “posible cogobierno o un gobierno de unidad nacional”.
 
Barreda señaló que es positivo que dos partidos "antiguos y democráticos piensen en el futuro del país y en la gobernabilidad", aunque advirtió que, antes que cualquier decisión, el PPC debe definir su futuro institucional.
 
Similar parecer tuvo el ex premier Jorge del Castillo. "Lo que pasa es que el PPC tiene que tomar una decisión", dijo.
 
Barreda y Del Castillo se refieren a que, a inicios de año, el PPC decidió en un congreso partidario participar en solitario en las elecciones generales del año entrante.
 
En ese entonces, tal era el clamor de los dirigentes y las bases. Pero dicha posición podría revisarse en el próximo congreso de diciembre, cuando  el partido fundado por Luis Bedoya Reyes elija a su nueva dirigencia nacional.
 
"Políticamente, están dadas las condiciones (para una alianza). Pero debemos esperar la decisión del PPC y respetar su institucionalidad", señaló Del Castillo, dando a entender que, al menos desde el lado aprista, las puertas están más que abiertas de cara a formalizar un entendimiento.
 
Lourdes Flores Nano ya adelantó en anteriores intervenciones que vería con buenos ojos una alianza con el aprismo. No es un sentimiento unánime, aunque el ex regidor metropolitano Alberto Valenzuela recordó que también hubo posiciones discrepantes respecto a la revocatoria contra la ex alcaldesa Susana Villarán.
 
"Y cuando se tomó una posición institucional, todos empujamos en la misma dirección. Esta no tendría por qué ser la excepción", anotó. 
 
 
 

Altos y bajos

Las relaciones entre el PPC y el Apra han transcurrido por diferentes etapas en los últimos diez años. En el 2006, en el calor de la campaña de entonces, el enfrentamiento alcanzó un nivel muy alto (desde ahí proviene el recelo en algunos pepecistas, por cierto).
 
El clima mejoró en los años siguientes. Incluso, aseguró un  dirigente aprista entrevistado para esta nota, su partido colaboró con algunos operadores en el tramo final de la campaña municipal de Flores Nano, en el 2010.
 
"Si entrábamos antes, ella ganaba", dijo, con ánimo contrafáctico, esta misma fuente.
 
Con ocasión de la revocatoria a Villarán las relaciones se enfriaron de nuevo, porque mientras el PPC apostó por respaldar a la ex alcaldesa, el Apra movilizó sus recursos para lograr sacarla del cargo.
 
Hoy, a puertas de un nuevo proceso presidencial, estos dos partidos tradicionales podrían navegar en el mismo barco.
 

Procesos internos

Si la llave de una alianza (electoral y de eventual gobierno) está en las manos pepecistas, vale la pena analizar qué podría ocurrir en el partido en las semanas siguientes.
 
Hasta hace algunos días, el PPC parecía que se iba a decantar entre dos opciones para elegir a su presidente: Raúl Castro Stagnaro (quien buscaría la reelección) y el congresista  Alberto Beingolea.
 
Al menos así era, hasta que Flores Nano volvió de su viaje a España por motivos académicos. De acuerdo con lo que comentaron fuentes partidarias consultadas, algunos de sus cercanos influyeron en su decisión de anunciar, de manera sorpresiva, su intención de postular a la presidencia del partido, en aras de la unidad.
 
En el cálculo de los cercanos a Flores Nano, su candidatura dejaría, en la práctica, sin mayores opciones a Castro Stagnaro, quien ha sido permanentemente acusado por un sector pepecista de vulnerar la institucionalidad partidaria.
 
En ese escenario, quien tendría que resignar sus opciones de tentar el máximo cargo partidario sería Beingolea. Flores Nano ha dicho públicamente que le gustaría que la acompañe en su lista. Se ha sugerido que podría ocupar la secretaría general, actualmente en manos de Rafael Yamashiro.
 
Igual, la situación es todavía incierta. El próximo domingo serán los comicios internos para elegir las secretarías regionales, provinciales y distritales. "Es la oportunidad para saber cómo están las fuerzas", señaló un dirigente.
 
Lo del domingo será, también, antesala del congreso del 4 y 5 de diciembre que podría decidir el futuro de cualquier alianza. "Definición de la línea política del partido en relación al proceso electoral 2016", reza la convocatoria. En el Apra observarán atentos el desenlace.
 

Desde la clínica, Beingolea envió un mensaje

El jueves, el candidato a la Secretaría Departamental de Lima Metropolitana, Marco Antonio Álvarez (actual alcalde de San Borja), celebró una actividad en un local de San Borja, de cara a las elecciones del domingo 15.
 
Alberto Beingolea, quien apoya la lista de Álvarez, no pudo asistir porque se encuentra internado por un problema lumbar, pero mandó un mensaje de voz a los asistentes, a quienes les pidió incrementar el esfuerzo para obtener la victoria.
 
A la cita también llegó Lourdes Flores Nano, quien horas antes había visitado a Beingolea en la clínica. Asistentes dijeron que el mensaje de la ex candidata presidencial fue de "unidad".
 
En las elecciones del domingo se elegirá a los responsables de los órganos partidarios regionales, provinciales y distritales. Se realizará mediante voto universal, directo, secreto y obligatorio de los militantes.
 

La clave

"Los peruanos, después de estas aventuras de improvisados, creo que buscamos una opción más institucional, de gente de Estado, con experiencia de gobierno. Yo creo que políticamente están dadas las condiciones para una alianza (con el PPC), pero en el Apra somos respetuosos de las procesos de otros partidos, y solo nos queda esperar", declaró el ex premier Jorge del Castillo.

 

Te puede interesar