Las mil maneras en que viajeros esconden drogas

Ingenio delictivo. Asediados por agentes de seguridad en aeropuertos de EE.UU., los narcotraficantes recurren a métodos cada vez más sorprendentes para tratar de introducir droga en ese país. Desde el Perú, intentaron con el turrón de Doña Pepa.

29 Oct 2015 | 18:20 h

The Associated Press
 
Las barritas de chocolate prolijamente envueltas, que llevaba alguien que viajaba de California a Japón, parecían lo más normal del mundo, pero algo llamó la atención al agente aduanero. Cuando las abrieron, encontraron casi dos kilos (más de cuatro libras) de metanfetaminas cubiertas de "una sustancia que parecía chocolate".
 
El episodio ocurrido en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, en julio del 2012, fue uno de las decenas de miles de incidentes similares que detectan anualmente los agentes aduaneros de Estados Unidos.
 
"Los contrabandistas, las mulas o quien sea usan diversos métodos. Dependiendo de la experiencia que tengan, (los agentes aduaneros) han visto todos los métodos habidos y por haber", dijo Anthony Bucchi, de la oficina neoyorquina del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras.
 
El servicio de aduanas dice que hizo 153.000 confiscaciones de drogas a gente que intentaba entrar o salir del país entre 2011 y 2011 solamente en los cinco principales puertos de entrada. Casi la mitad, 72.000 casos, ocurrieron en los tres aeropuertos de Nueva York –Kennedy, LaGuardia y Newark–, y una cuarta parte, 36.000, en el de Chicago.
 

Turrón con cocaína

Un estadounidense que vino desde Perú al aeropuerto Newark traía varios productos alimenticios en los que había ocultado 4,5 kilos (10 libras) de cocaína. Las autoridades dijeron que encontraron la droga en un turrón de Doña Pepa y en varios otros productos y bebidas comprados en Lima.
 

Chocoanfetaminas

Las autoridades dicen que un californiano intentó contrabandear casi dos kilos (más de cuatro libras) de metanfetaminas escondidas en 45 paquetitos con barras de chocolate en julio del 2012 en el aeropuerto de Los Ángeles. Los agentes aduaneros sospecharon algo al ver los paquetes en el equipaje que el individuo había despachado, los abrieron y encontraron la sustancia blanca cubierta por "algo que parecía chocolate". Dijeron que la droga habría generado unos 250.000 dólares en Japón, hacia donde viajaba el hombre.
 

Cocaína en obleas

Un guatemalteco llegó al aeropuerto George Bush de Houston en abril procedente de la ciudad de Guatemala llevando consigo algunos paquetitos de obleas. Cuando los agentes aduaneros los abrieron, se encontraron con que estaban rellenas de cocaína. También llevaba paquetitos de papitas fritas con pequeñas bolsitas de cocaína. En total hallaron cerca de dos kilos, con un valor de 60.000 dólares en la calle.
 

Olla arroecera con opio

En una ocasión los agentes aduaneros encontraron cerca de un kilo y medio (tres libras) de cocaína en una olla arrocera. La droga había sido bañada en canela y envuelta en plástico. Era transportada por un individuo que llegó al aeropuerto de Los Ángeles procedente de Irán en junio del 2012. También encontraron un frasco de vidrio con una sustancia oscura que resultó ser opio. Las autoridades indicaron que el opio habría generado 110.000 dólares en la calle.
 

Flan con cocaína

Una mujer que llegó al aeropuerto Kennedy de Nueva York, en noviembre del 2014, procedente de Guyana, llevaba consigo seis bolsitas de polvo para flanes llenas de cocaína. Los agentes aduaneros dijeron que hallaron unos seis kilos (13 libras) de cocaína en su equipaje, con un valor callejero de 230.000 dólares.
 

Cocaína líquida en ron

Un hombre que venía de Guyana al Kennedy en diciembre del 2014 llevaba cuatro botellas de ron que según los agentes aduaneros tenían ocho kilos (18 libras) de cocaína líquida, con un valor callejero de 310.000 dólares.
 

Pasta en chocolate

Una mujer que viajaba con su hija desde España llevaba bolsitas plásticas con chocolate líquido y condimentos para ensaladas que despertaron las sospechas de los agentes aduaneros en el aeropuerto de Los Ángeles en febrero del 2012. Las abrieron y hallaron una bolsa de plástico con cerca de cinco kilos (más de 10 libras) de pasta de cocaína.
 

Cocaína en carne

Un hombre que llegó al Kennedy procedente de Trinidad y Tobago llevaba tres paquetes de carne congelada en su equipaje. Las autoridades dijeron que la inspeccionaron y encontraron más de tres kilos (siete libras) de cocaína en polvo adentro.

Te puede interesar