Octavio Salazar: "Policías son obligados a afirmar que entorpecí investigación" | VIDEOS

Plataforma_glr
10 Sep 2015 | 8:11 h

El parlamentario Octavio Salazar aseguró que no interfirió con el operativo en una vivienda donde se encontró una gran cantidad de granadas. Este lugar había funcionado como local del partido fujimorista.

Tal como había adelantado en su cuenta de Twitter, el congresista fujimorista Octavio Salazar realizó una conferencia de prensa para responder por las acusaciones que le llovieron en su contra por estar en la intervención de la propiedad dodne se habían hallado 51 granadas, presuntamente del Ejército.
 
Tras calificar al parlamentario oficialista, Josué Gutiérrez, de ser alguien "de escasa moral", Salazar rechazó las acusaciones y aseguró que se enteró de la intervención por la radio y que en el lugar habían varios periodistas.
 
Según la versión del congresista, luego de conversar con efectivos policiales, procedió a retirarse y no interfirió en el operativo.
 
Asimismo, pidió que el gobierno explique los trapos rojos encontrados junto a granadas en otro operativo y dio a entender que todo sería una "cortina de humo" para distraer a la población.
 
 
Finalmente advirtió que los policías de aquel operativo estarían siendo obligados a firmar un documento en el que se asegura que interfirió en la investigación.
 
 

Información previa

La bancada de Gana Perú exigió que el parlamentario Octavio Salazar explicara su presencia durante la intervención a la vivienda en donde se encontraron más de 50 granadas de guerra, mientras que el fujimorismo hizo una encarnizada defensa del congresista.
 
La acusación del Pérez Guadalupe fue confirmada por el propio congresista quien colgó en su cuenta de Twitter unas fotografías en las que afirmaba haberse acercado a la vivienda donde se encontraron los artefactos explosivos.
 
 
Según el parlamentario, llegó para "averiguar" que sucedía en dicho local.
 
 
Pero para la bancada de Gana Perú la presencia de Salazar en uno de los antiguos locales de su partido es más que sospechosa por lo que deberá explicar una serie de cuestionamientos para descartar su involucramiento con el caso.
 
"Tiene que explicar al país quien lo alertó para estar en el lugar si era un operativo estrictamente policial. Que explique al país, habida cuenta de su formacion estrictamente profesional en la Policía del Perú, cuáles son lso protocolos de intervencion en los lugares del crimen. O se trata de un psicosocial que ha estado profundizandose en estos días (...) que alimentan el miedo a la población y de ese modo presentar una plataforma de oferta electoral. Todo esos puntos tendran que explicarse en el seno de este Parlamento".
 
 
Ante la ola de críticas, los fujimoristas no se quedaron callados y a través del congresista Héctor Becerril rechazaron las acusaciones de los nacionalistas:
 
"Es una reaccion desmesurada del Partido Nacionalista simplemente porque el colega ha ido (...) El es expolicia ha sido exministro, no hay nada ilegal ni errado en este tema. Creo que ellos estan interesados en hacer un psicosocial", afirmó Becerril.
 
Asimismo, afirmó que su colega de bancada no tuvo ninguna injerencia con el operativo y confirmó que el local que sí fue alquilado por su partido pero aclaró que no es de su propiedad.
 
 
Por su parte, el legislador fujimorista afirmó que pronto llegará al Congreso para declarar sobre el caso.