EN VIVO - Copa Libertadores: sigue el minuto a minuto de la final Flamengo vs. Palmeiras San Marcos - Últimas noticias del examen de admisión presencial que se realiza este sábado

Humala buscará invalidar audios si Fiscalía los incluye en caso de lavado de activos

La Republica
Plataforma_glr

Desde el entorno de Ollanta Humala han asegurado que las conversaciones grabadas a dirigentes del Partido Nacionalista son pruebas ilícitas.

Las interceptaciones telefónicas a dirigentes del Partido Nacionalista no pueden ser incluidos en la investigación que sigue el Ministerio Público en torno al presunto delito de lavado de activos en la campaña presidencial de 2011, sostuvo este martes Santiago Gastañadui, colaborador del expresidente Ollanta Humala.
 
El excongresista nacionalista calificó como “pruebas ilícitas” a estos audios, por lo que considera no pueden ser usadas por el fiscal Germán Juárez Atoche, de la Segunda Fiscalía de Lavado de Activos, quien sigue este caso de los aportes al nacionalismo provenientes de Venezuela y Brasil, y que involucran al exjefe de Estado y a su esposa Nadine Heredia.
 
 
En ese sentido, Gastañadui señaló que la defensa de Humala Tasso inpugnará ante el Poder Judicial si la Fiscalía incluye estas interceptaciones, debido a que -según refiere- fueron realizadas fuera de la cobertura autorizada.
 
“Por supuesto [vamos a impugnar si se incluyen en investigaciones], es prueba ilícita. Creo que en ese tema ha habido muchas anomalías, problemas. Primero en la obtención de la prueba ya que no está bajo la cobertura autorizada por el juez y pedida por el fiscal”, indicó a Ideele Radio.
 
“En el tema de lavado de activos no tiene nada que ver con las personas que fueron objeto de este tipo de pruebas, de las escuchas ni tampoco con la materia de investigación de ‘Artemio’, por tanto está fuera de la cobertura autorizada y es prueba ilegal”, agregó.
 
Para Gastañadui, desde la Fiscalía están desesperados por obtener pruebas, ya que en dos años de investigación no han presentado una acusación seria y contundente contra la expareja presidencial.
 
“Debe entender el fiscal que está sometido a lo que dice no solo el ordenamiento jurídico nacional, sino lo que establece el organismo supranacional en temas de derechos fundamentales […]. Lo que pasa es que nosotros sentimos que tenemos un fiscal [Juárez] desesperado por encontrar algunas cositas que nos involucren”, declaró.
 
“Acuérdense que la investigación tiene más de dos años, y hasta ahora no arma un caso, porque si ya hubiera armado un caso, ya hubiera presentado una acusación, justamente pidiendo alguna medida restrictiva de la libertad, más dura contra nosotros, como la prisión preventiva, cosa que no ha hecho, porque sabe que no hay ningún caso”, aseveró.
 
Sobre el caso Madre Mía, el exlegislador se mostró confiado en que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos no reabrirá la investigación, porque “este se archivó bajo los estándares de imparcialidad y objetividad”.