Estado recibió informe de OCDE con recomendaciones para reforzar sistema de integridad en Perú

Plataforma_glr
1 M03 2017 | 17:35h

El estudio contiene recomendaciones para reforzar la integridad del sector público para un crecimiento incluyente. Fernando Zavala y Pablo Sánchez Velarde recibieron el informe en representación del Estado peruano.

Este jueves el Estado peruano recibió un informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el cual incluye una serie de recomendaciones para fortalecer un sistema de integridad en el país.

PUEDE LEERZavala: ingreso de Perú a la OCDE es una política de Estado

En el marco del Foro Integridad Perú-OCDE 2017, la OCDE entregó el Estudio de Integridad en el Sector Público Peruano al Estado, siendo recibido por Pablo Sánchez Velarde, presidente de la Comisión de Alto Nivel de Anticorrupción (CAN), y Fernando Zavala, presidente del Consejo de Ministros.

El encargado de entregar el documento fue el Jefe Adjunto de Integridad en el Sector Público de la OCDE, Julio Bacio Terracino, quien señaló que este permitirá proporcionar un entorno estable.

“Es fundamental promover un sistema sólido de gobernanza que mitigue los riesgos de corrupción y proporcione un entorno estable. Los niveles de gobernanza de Perú se ubican por debajo de la media de los países miembros de la OCDE. Por ello, para garantizar que el progreso siga manteniéndose, son necesarias profundas reformas estructurales”, aseguró el alto funcionario de la OCDE.

Durante su intervención, el Jefe del Gabinete señaló que este tipo de informes de la OCDE “nos permiten saber cuál es la situación, en dónde estamos y sobre todo ver las mejores prácticas”, por lo que manifestó que “recibimos con agrado este nuevo estudio sobre la integridad en el Perú”. 

“Es especialmente importante este estudio, dado que en los últimos meses hemos tenido que enfrentar casos difíciles de corrupción que nos afectan como país y como ciudadanos”, aseguró.

En tanto, el titular de la CAN resaltó que “la entrega del Estudio de no ha podido ser más oportuna para nuestro país, pues constituye un valioso insumo para el desarrollo de la nueva estrategia para la implementación de la Política Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción, aprobada en la última sesión de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción”.

“En nuestro país los planes anticorrupción se han concentrado su accionar en la línea de investigación y sanción de los actos de corrupción, descuidando la línea de prevención, por lo que este aspecto resulta gravitante para la OCDE, pues el Estudio destaca que la promoción de una cultura de integridad constituye la base de toda política anticorrupción que se propone ser eficaz en sus resultados”, concluyóSánchez Velarde.