PPK sobre Odebrecht: “Va a tener que vender sus proyectos, tiene que irse, se acabó” | VIDEO

Plataforma_glr

administracionweb@glr.pe

23 Ene 2017 | 11:20 h

Pedro Pablo Kuczynski indicó que, pese a que hay buenos proyectos en término de suministro de electricidad y carreteras, Odebrecht “tiene la tara de la corrupción”, así que “debe irse”.

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, manifestó que Odebrecht “debe irse” del Perú tras el escándalo de corrupción que implica a la constructora brasileña con sobornos entregados a exfuncionarios peruanos para adjudicarse obras públicas en el país.
 
 

“Ellos [Odebrecht] van a tener que vender su proyectos, varios de ellos muy buenos en términos de suministro de electricidad, carreteras, pero lamentablemente tienen esta tara de la corrupción, tienen que irse, se acabó”, declaró el mandatario este martes en diálogo con RPP.
 
“[Odebrecht] tendrá que llegar a un acuerdo con la Fiscalía, porque por ejemplo Estados Unidos le ha puesto una multa de US$ 2 500 millones de dólares y Odebrecht tenía pocas actividades en ese país. El gran país donde tenía todas sus construcciones, aparte de Brasil, era el Perú y nuestra multita es solo US$ 10 millones. Qué vergüenza”,añadió.
 
En otro momento, el jefe del Estado se refirió a la ejecución de la penalidad de US$ 262 millones al consorcio que encabezó Odebrecht, por incumplir el contrato sobre el Gasoducto del Sur.
 
Según explicó PPK, la obra podrá continuarse utilizando dicho dinero, y se tendrá que llegar a un acuerdo con los contratistas, entre ellos Graña y Montero, que no fue parte del grupo original; Enagas y otros posibles inversionistas.
 
“Hemos salvaguardado los intereses del Estado porque de otra manera los US$ 262 millones sabe Dios a dónde se iban a ir y nos quedábamos sin nada. Con esto, se puede continuar la obra utilizando ese dinero”, sostuvo.
 
El mandatario reconoció que, a pesar de que sin duda habrá una demora, “el Gasoducto Sur es una realidad”. Para su construcción se va a forzar las marchas para llevarlo a cabo en los tiempos previstos.