VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo

Benedicto Jiménez cayó cuando venía a Lima para ver su recurso de casación

Plataforma_glr
El INPE recluyó al ex jefe policial antiterrorista en el penal de máxima seguridad de Piedras Gordas, sin acceso a teléfono y lejos de cualquier preso por terrorismo. A prisión

César Romero C. 

El coronel de la PNP en retiro Benedicto Jiménez Baca fue capturado cuando se dirigía a Lima para ajustar ciertos detalles ante la revisión de su situación legal por parte de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, prevista para este viernes 31 de octubre.

La difusión el fin de semana anterior de una conversación suya con la abogada Lizeth Orihuela celebrando que dicho tribunal, presidido por el juez supremo Javier Villa Stein, pueda revisar la orden de prisión preventiva decretada en su contra los había puesto en una situación critica.

En la conversación telefónica difundida por el programa "Cuarto Poder", la abogada Orihuela decía: “Ya tenemos a (Javier) Villa Stein y también a (José) Neyra”, supuestamente a favor de admitir la casación y revocar la prisión preventiva por 18 meses que debe cumplir Benedicto Jiménez.

JUECES SUPREMOS
La difusión de la conversación habría alterado los planes y se requería la presencia de Jiménez en Lima, para ajustar algunos detalles. El tribunal supremo está integrado por Villa Stein, Josué Pariona Pastrana, Elvia Barrios, José Neyra y Luis Cevallos Vegas. 

Villa Stein y Pariona suelen votar juntos y Neyra podía atraer a Cevallos, con lo que podían alcanzar los cuatro votos necesarios para revisar la prisión preventiva de la red Orellana y, en ese caso, anularla o acortarla. 

Luego de la difusión del audio, ya nada es seguro. Neyra no se va a arriesgar y Cevallos y  Barrios votarán en contra, con lo que será necesaria la presencia de jueces dirimentes, para que se tome una decisión. 

El grupo de inteligencia policial que está tras los pasos de la red Orellana preveía esta situación, cuando filtraron los audios a la prensa y la estrategia dio resultado. Jiménez y sus colaboradores multiplicaron sus mensajes por internet y teléfono y terminaron por revelar su ubicación, en Villa Florida C-16, en Arequipa. 

Ahora, la Policía va por Rodolfo Orellana, quien también se ocultaría en una ciudad al sur de Lima, aunque sus colaboradores han buscado dar la idea de que está en Estados Unidos o Bolivia. 

PIEDRAS GORDAS
Mientras tanto, ayer el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) dispuso la reclusión de Benedicto Jiménez en un pabellón especial del penal de máxima seguridad de Piedras Gordas 1, en Ancón, donde cumplirá los 18 meses de prisión preventiva.

El jefe del INPE, José Luis Pérez Guadalupe, indicó que se le recluirá en un pabellón que no tenga contacto con presos por terrorismo u otro recluso que ponga en peligro su vida.

CONGRESO
El congresista Vicente Zeballos, presidente de la Comisión Orellana, saludó la captura de Benedicto Jiménez y adelantó que su grupo parlamentario se entrevistará con él. Teófilo Gamarra afirmó que se debería descartar cualquier nivel de sospecha o suspicacia sobre ello y la interpelación a Urresti.

El congresista Sergio Tejada consideró que la captura de Orellana y Martín Belaunde "es cuestión de días".