Las Bambas: Martín Vizcarra llegó a dialogar con los comuneros de Cotabambas

Plataforma_glr

Delegación de ministros está encabezada por el vicepresidente Martín Vizcarra y se reune con autoridades de Cotabambas para abordar conflicto por minera Las Bambas.

Martín Vizarra y la delegación de alto nivel que viajó est sábado a Apurímac para dialogar con la población a fin de dar solución al conflicto que se ha generado entre la población y el proyecto minero Las Bambas. Una fotografía compartida en la página de Facebook del Ministerio de Transportes y Comunicaciones muestra a Vizcarra hablando con los comuneros.

Información previa

La comitiva del Gobierno, encabezada por el primer vicepresidente Martín Vizcarra, se dirige esta tarde a la comunidad de Quehuira, en la provincia de Cotabambas (Apurímac), para iniciar el diálogo con las autoridades locales y dirigentes comunales ante el conflicto por la mina Las Bambas.

PUEDES VER: Se abre el diálogo por Las Bambas entre el Ejecutivo y los comuneros

Allí la esperan autoridades locales, dirigentes y un aproximado de mil comuneros. En plena carretera han instalado sillas y un pequeño toldo. En el lugar se encuentran delegaciones de los seis distritos de Cotabambas, pero no se observa la presencia de ningún agente de la Policía Nacional.

El encuentro estaba programado para realizarse a las 10 de la mañana, pero una descoordinación hizo que Vizcarra y los ministros de Justicia y Agricultura se dirigieran a Tambobamba, según declaró el primero a la prensa.

Los alcaldes habrían aceptado esta sede sin consultar a los dirigentes y comuneros que insistieron en que se realizara el evento en Quehuira. 

"Nos han recibido en Tambobamba con mucha cordialidad, con mucho cariño", expresó Vizcarra en diálogo con RPP minutos después de la una de la tarde. Poco después llegará, junto a la delegación del Gobierno, a Quehuira.

Información previa

Una delegación del Ejecutivo se reunirá este sábado con las autoridades de la provincia de Cotabambas (Apurímac) para retomar el diálogo ante el conflicto por la mina Las Bambas, luego de la resistencia de los manifestantes descontentos.

PUEDES VER: Se abre el diálogo por Las Bambas entre el Ejecutivo y los comuneros

El grupo del Ejecutivo está conformado por el primer vicepresidente de la Nación y ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra; la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello; y el titular de la cartera Agricultura, José Manuel Hernández.

La delegación fue enviada a la zona del conflicto ante la solicitud de la Asamblea Provincial de Cotabambas (localidad en la que se encuentra la mina), que fue remitida por el alcalde de dicha jurisdicción, Odilón Huanaco, según lo precisa un comunicado de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

"Nuestro gobierno cree que el diálogo es la vía para resolver los desacuerdos que surjan entre los peruanos. Creemos también que el diálogo es posible cuando hay voluntad de conversar de ambas partes", señala el comunicado.

En dicha publicación, la PCM también hizo expresas las condolencias del Ejecutivo por la muerte de Quintino Cereceda Huisa, ocasionada por disparos de la Policía durante el bloqueo de una carretera.

"En nuestro país, todas las vidas son importantes. Hemos sufrido, una vez más, una pérdida en medio de un conflicto social. El Gobierno expresa sus condolencias a los familiares de Quintino Cereceda", continúa el pronunciamiento.

Los comuneros protestan ante la utilización de una carretera para transportar minerales, por considerarlo contaminante. Ellos aseguran que el polvo y el ruido producido por el paso de los vehículos que transportan mineral afectan sus cultivos y sus hogares.

En las localidades aledañas a Las Bambas, los pobladores acatan un paro desde hace varios días.

Vizcarra indicó a RPP, alrededor de las nueve de la mañana, que la comitiva tomaría un vuelo de Lima a Cusco, desde donde los miembros del Ejecutivo tomarán un helicóptero para llegar a las 10 a.m. al lugar del conflicto a Tambobamba, distrito capital de Cotabambas.

"El principal objetivo es escuchar y plantear soluciones pero que se puedan cumplir, porque en los diálogos para salir del paso se acepta todo y, finalmente, no se puede cumplir. Eso es lo que genera frustración en la gente. Es mejor decir 'esto sí puedo y esto todavía no pero lo dejamos para más adelante", explicó.