Con peregrinación a cerro de Cieneguilla evocaron a víctimas del grupo Colina

Como cada año, los deudos del caso La Cantuta, familiares de los nueve estudiantes y un profesor de esa universidad, llegaron ayer, 18 de julio, hasta los cerros de Cieneguilla para conmemorar a las víctimas del grupo Colina, quienes fueron detenidos y asesinados de manera brutal un día como ayer, en 1992.

Sin embargo, esta vez la ceremonia fue más un tránsito que una llegada, debido a los metros de tierra que desde hace semanas sepultan las fosas, lo que impidió a un numeroso grupo de personas avanzar hasta el lugar que guarda la memoria de los cuerpos calcinados.

En la peregrinación, que partió desde el Ojo que Llora, en el Campo de Marte, Jesús María, fueron acompañados por estudiantes de la Universidad Enrique Guzmán y Valle y activistas de derechos humanos como Aprodeh y la Coordinadora Contra la Impunidad.

Todos llevaban antorchas en forma de cantuta hasta la zona. También se hizo presente el alcalde de Cieneguilla, quien se comprometió a apoyar en los futuros trabajos de excavación con maquinaria pesada y apoyo logístico.

Gisela Ortiz refirió que en declaraciones judiciales los asesinos de su hermano, Enrique Ortiz Perea, afirmaron que son cinco las fosas donde sepultaron los cuerpos de los estudiantes y el profesor, pero la investigación se han limitado a exhumar únicamente tres.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO