Fiscalía pide cinco años de prisión para Francisco Boza, expresidente del IPD

Plataforma_glr

También solicita cárcel para otros funcionarios del Instituto Peruano de Deportes, al detectar un desfalco de 2,7 millones de soles.

El Ministerio Público ha pedido cinco años de prisión para el expresidente del Instituto Peruano de Deportes (IPD), Francisco Boza, además de acusar a otros funcionarios y exservidores públicos de dicha institución, a quienes considera responsables de presuntos delitos de corrupción relacionados con un desfalco de 2 millones 712 mil 137 soles.

PUEDES VER: Defensor del Pueblo a Cipriani: “Derechos humanos no pueden someterse a referéndum"

Según informó Correo, el pedido presentado por titular de la Segunda Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Andrés Montoya Mendoza, señala que los trabajadores estatales no rindieron cuentas por dicho monto.

La misma pena de cinco años fue solicitada para el representante legal del Comité Olímpico Peruano (COP), José Carlos Quiñonez Gonzales, y para el expresidente de la Federación Deportiva Peruana de Handball, Gustavo del Carpio Aliaga.

Tal como lo señala el fiscal en su acusación, el dinero estuvo en poder de Quiñones porque el expresidente del IPD, Boza, firmó resoluciones que autorizaban las subvenciones de entrega de dinero al titular del COP.

"Quiñones Gonzales se apropió para sí de la suma de S/ 2 millones 712 mil 137, monto total de las subvenciones otorgadas al Comité Olímpico Peruano desde el mes de agosto de 2011 hasta el mes de abril de 2013", puesto que existe un saldo pendiente de rendición por dicha suma, afirma el magistrado.

Otro involucrado, según el documento de la Fiscalía, es el actual titular del IPD, Saúl Barrera, pues durante su desempeño como secretario general del IPD actuó como "cómplice primario, ya que su participación se debió a la autorización del desembolso de las subvenciones otorgadas al Comité Olímpico durante dicho periodo.

La jueza Mariella Abanto Rossi, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, deberá evaluar la solicitud fiscal contra los funcionarios y exfuncionarios del IPD.